Alimentación

Así puedes preparar tus propias conservas de fruta y verdura

Lola Santos

Foto: Bigstock

Miércoles 22 de julio de 2020

3 minutos

Prepara tus conservas de forma fácil y segura

Así puedes preparar tus propias conservas de fruta y verdura

El origen de las conservas de verduras, frutas, carnes y pescados elaboradas en casa era poder contar con estos productos todo el año. Hoy en día, los tenemos disponibles todo el año en el mercado, así que quien se lanza a preparar conservas caseras lo hace por aprovechar los productos de temporada y por el placer de elaborarlos a su gusto.

Lo primero que debemos hacer seleccionar aquellas frutas y verduras que queramos elaborar en conserva y después prepararlas, cada una a su manera. Por ejemplo, la fruta la debemos preparar en almíbar o hacer compota o mermelada antes de envasarla. Por su parte, la verdura debe pasar por distintos procesos, como es escaldar, cocer, asar, triturar, freír o reducir, dependiendo de si hablamos de judías verdes, alcachofas, tomate, pimientos, etc. O, en el caso de los encurtidos, que no precisan de ningún tratamiento previo.

jar 3323731 1920

Aquí interviene un primer elemento importante que garantiza que nuestra conserva se haga correctamente y es el líquido de cobertura, que es el líquido que acompaña al ingrediente y que cubre todo el espacio vacío del tarro, de tal manera que nos va a ayudar a que no quede aire dentro. El aceite es otro conservante natural, ya sea para conservas de pescado, verduras asadas o tomates secos en el horno, por ejemplo.

Esterilización a presión y baño maría

Hay alimentos que una vez envasados, requiere de una esterilización a presión, que podemos realizar en la olla a presión. Suele ser el caso de las verduras cocidas o escaldadas, puesto que su algo grado de acidez así lo requieren. Otros productos, como los pimientos asados que llevan aceite como líquido de cobertura, se pueden esterilizar al baño maría para conservarlos herméticamente durante más tiempo.

El baño maría también es la forma de esterilizar las frutas que queremos conservar en almíbar, que se añade muy caliente a los tarros con la fruta preparada y se dejan al baño maría lento durante unos 30 minutos. Para conservar la mermelada, se llenan los botes hasta el borde con la mermelada caliente y, aunque si tiene mucha cantidad de azúcar de forma que esta actúa como conservante no lo necesitaría, es recomendable esterilizarlo también al baño maría.

bigstock Bain marie Cooking With A Food 338409040

El rey de las conservas

Si hay un producto que se elabora en conserva con más frecuencia en los hogares, ese es la salsa de tomate. Y es que es difícil que una conserva del mercado iguale el sabor de una salsa casera de tomate. Este tipo de conserva casera hay que someterla a un baño maría de unos 40 minutos.

A la hora de estilizar conservas al baño maría, sumergiremos los botes bien tapados y limpios en el agua con la tapa hacia arriba, donde el agua debe cubrir los botes unos cinco centímetros. Para evitar que choque entre sí, podemos ayudarnos de cestillos que encontraremos en el mercado o podemos poner un paño liviano y limpio entre los botes. Si el alimento ha sido envasado en caliente, añadiremos los botes cuando el agua esté caliente, para evitar el contraste de temperatura.

Ya hemos señalado los tiempos, pero la media de esterilización al baño maría es de 30 minutos. Una vez terminado el tiempo, conviene dejar los botes dentro otra media hora hasta que el agua se atempere.

Unas normas básicas

Es muy importante ser escrupulosos con la limpieza en todo el proceso, tanto a la hora de tratar los alimentos como en el esterilizado de todos los frascos que vayamos a emplear, así como los utensilios de la cocina. Sobre los frascos, pueden ser reciclados, lo que sí conviene es usar tapas nuevas, ya que las tapas de las conservas no están pensadas para reutilizarlas.

Una vez finalizada la cocción del baño maría, al sacarlas del agua, dejar enfriar completamente boca abajo sobre un paño.

Y, como último consejo, conviene etiquetar cada conserva con su contenido y con la fecha en la que ha sido realizada la conserva, para consumirla antes de los 12 meses que se mantiene en condiciones óptimas.

bigstock  198601822

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?