Alimentación

Te faltan vitaminas y tu cuerpo te avisa con estas señales que debes tener en cuenta

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Viernes 20 de diciembre de 2019

3 minutos

Al contrario, un abuso excesivo de estos elementos también resulta perjudicial para la salud

¡Te faltan vitaminas! Y tu cuerpo te avisa con estas señales que debes tener en cuenta

Fatiga, dificultad para respirar, mareos, piel pálida o amarillenta, pérdida de peso sin motivo aparente, confusión mental o debilidad muscular, señales todas ellas que pueden corresponderse a un cuadro de anemia por deficiencia de vitaminas. Cuando esto sucede, en nuestro organismo hay un déficit de glóbulos rojos producido sobre todo por esos bajos niveles de vitaminas como el folato, la B12 o la C, entre otras muchas. 

¿Y cuál es el motivo de esa carencia nutricional? Pues puede ser por una alimentación no demasiado completa, por un abuso del alcohol que obstaculiza la absorción de esos elementos, por los efectos secundarios de algunos medicamentos o por un problema a nivel interno de nuestro organismo que no tiene la capacidad para procesar esas vitaminas esenciales que necesitamos para una buena salud (por ejemplo, si padecemos dolencias o patologías intestinales). Estas situaciones se pueden dar entre la población mayor. 

Siempre que sea el primer caso, esa carencia de vitaminas se puede revertir si hacemos cambios en nuestra alimentación o acompañamos esa nueva pauta a la hora de comer con algunos suplementos vitamínicos. 

“Las vitaminas, no hay duda de que se pueden consumir, pero la mejor manera de tomarlas es a través de los alimentos. Esto no quiere decir que no haya excepciones y algunas personas necesiten un extra, pero en general las vitaminas son solo necesarias si el médico las prescribe y no porque simplemente nos sintamos cansados”, recuerdan desde el Centro Médico Teknon (@Clinica_Teknon). 

Qué no debe faltar en una dieta rica en vitaminas

Si la idea es mejorar una alimentación un tanto deficiente en vitaminas, debes saber que es esencial (sobre todo si hablamos de personas que han cumplido los 65 años) que tomes una serie de alimentos que no solo mejorarán tu salud en general, sino que te darán ese aporte de vitaminas que tu cuerpo está pidiendo "a gritos". 

Estas señales de tu cuerpo no solo se ciñen a lo que hemos aludido antes, sino que también se manifiestan de estas formas: 

  • Aparición de grietas en las comisuras de la boca por una falta de hierro, zinc o vitaminas del grupo B.
  • Se nos cae el cabello sin que tengamos una causa aparente, sobre todo debido a una deficiencia de biotina o vitamina B7. 
  • Adormecimiento en las manos. Un problema relacionado con los nervios periféricos y que en ocasiones se acompaña de patologías o episodios de depresión, ansiedad o desequilibrios hormonales. 
  • En el caso de que suframos un corte en nuestra piel, esta tarda en cicatrizar. Esto puede deberse a una ausencia en nuestro organismo de vitaminas como la C y la K que resultan esenciales para ayudar a que la sangre coagule.
  • Si eres de las personas propensas a sufrir infecciones, esto puede obedecer a que los niveles de vitamina A no se encuentran muy compensados. 
  • Si el problema es la falta de vitamina B, es probable que te salgan llagas en la boca con mucha más frecuencia. 

¡Te faltan vitaminas! Y tu cuerpo te avisa con estas señales que debes tener en cuenta

¿La solución? Es clara. Llevar una dieta donde no falten estos grupos de alimentos:

  • Entre las carnes: consume todo tipo de aves
  • Legumbres como lentejas no pueden faltar semanalmente. 
  • Pescados y mariscos como salmón, atún, ostras, pulpos, mejillones son los más recomendados en estos casos. 
  • Entre las verduras te puedes beneficiar del importante aporte de vitaminas que te ofrecen las acelgas, los tomates secos, el brócoli, las coles de Bruselas, la coliflor, los champiñones, las zanahorias, los espárragos, la remolacha o la calabaza, por ejemplo.
  • No te olvides de frutas como las frambuesas, los plátanos, las manzanas, las cerezas o los pomelos. 
  • Entre los frutos secos y semillas es bueno que consumas nueces, almendras o semillas de lino y chía. 
  • Y en una dieta equilibrada a nivel vitamínico es recomendable que tomes huevos
¡Te faltan vitaminas! Y tu cuerpo te avisa con estas señales que debes tener en cuenta

Tan malo es tener carencia de vitaminas, como tener en exceso

En la media está la virtud. Y en el caso de las vitaminas en nuestro cuerpo pasa prácticamente lo mismo. Ya hemos visto lo perjudicial que resulta para la salud que haya esa carencia de vitaminas; pero también el caso contrario. 

No es algo que suceda de forma muy común pero es cierto que ese abuso de vitaminas, sobre todo si viene de una ingesta incontrolada de suplementos o complementos, puede ser perjudicial para la salud (con especial incidencia en los mayores de 65 años). 

La buena salud reside en el equilibrio, por eso es importante que nuestro cuerpo reciba el aporte suficiente de vitaminas si no queremos padecer patologías, algunas incluso graves. Así pues, una sobredosis de vitaminas B 6 y B 3 está detrás de la aparición de náuseas, ictericia o dolencias hepáticas; daño al riñón y al corazón, así como diarrea si ese consumo excesivo es de vitamina D y cólicos estomacales o daño de los tejidos del organismo si el abuso procede de unas altas dosis de vitamina C.

0

No hay comentarios ¿Te animas?