Alimentación

¿Es la valeriana 100% inofensiva? Algunos efectos secundarios para los mayores

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 6 de febrero de 2020

3 minutos

Hay que tener cuidado si se combina con alcohol o con medicamentos con propiedades sedantes

¿Es la valeriana 100% inofensiva?

Es uno de los remedios naturales a los que se recurre cuando no se puede conciliar el sueño: la valeriana. Y esto es posible gracias a unos efectos que logran que el organismo se relaje. De la misma manera, esta planta, de la que se extrae su raíz, reduce los episodios de agitación y nervios. Por ejemplo, en los momentos de ansiedad cuando una persona está intentando dejar de fumar.

Además, entre los beneficios de la valeriana se encuentra el hecho de que es un potente antiinflamatorio y analgésico. A efectos prácticos, puede ayudar a calmar ciertos dolores musculares o aplicarse de forma externa en paños para lograr el mismo fin. 

Pero todo esto no quiere decir que no traiga aparejados algunos efectos secundarios, como recuerdan desde el Colegio de Farmacéuticos de la Coruña (@COFCoruna). Y es que quizá se desconoce, pero la valeriana no es del todo inofensiva, sobre todo para la población mayor. Es preciso conocer algunos de los síntomas adversos para tener cuidado a la hora de consumirla.

¿Es la valeriana 100% inofensiva? Te descubrimos algunos de sus efectos secundarios para los mayores

Las contraindicaciones de la valeriana

Como hemos visto anteriormente, esta solución natural tiene efectos sedantes, por lo que es lógico que no resulte del todo adecuada para las personas mayores que ya están tomando medicamentos con el mismo fin o que afectan al sistema nervioso central. Es el caso de las benzodiacepinas o los antiepilépticos. Sin embargo, si la toma conjunta se hace con otras plantas similares como, por ejemplo, la pasiflora, no hay peligro alguno en este sentido. 

Un poder relajante ideal para poder descansar por la noche, pero que no está muy indicado, como es de esperar, si se coge el coche inmediatamente después de tomar un comprimido que tenga valeriana. Y es que puede producir somnolencia al volante. En esa misma línea, esta especie tampoco es una buena compañera del alcohol. Como ocurre con otro tipo de tranquilizantes, el efecto sedante se puede multiplicar exponencialmente y resultar incontrolable.

La mayoría de los efectos negativos se producen cuando se toman altas dosis de este concentrado natural. Un hecho que puede llevar a algunas personas a que sufran ciertos problemas digestivos asociados a su consumo. Náuseas, gastritis o diarrea pueden ser estas afecciones. Algo similar a lo que puede suceder, pero a nivel neurológico, en forma de cefaleas.

No es que sea una situación muy habitual, cada vez que se toma un comprimido o una infusión de valeriana, pero no está de más saber que en ciertas ocasiones incluso puede provocar palpitaciones.  Por último, es mejor consultar antes con un médico sobre todo en los casos de personas mayores que padezcan una enfermedad hepática.

¿Es la valeriana 100% inofensiva? Te descubrimos algunos de sus efectos secundarios para los mayores

¿Ocurre lo mismo con otras plantas y remedios naturales?

No solo se observan efectos secundarios en lo referente a la valeriana. Como detalla una investigación realizada por la Universidad de Stellenbosch (@StellenboschUni), en Sudáfrica, en ocasiones las terapias naturales pueden interactuar con otro tipo de suplementos o fármacos.

Sin embargo, los expertos dejan claro que no son situaciones que se produzcan en todos los casos, pero eso no quita que no sea relevante consultar antes con el médico o el farmacéutico, especialmente si se trata de personas mayores. Y es que este estudio se realizó con pacientes con edades comprendidas entre los 51 y los 70 años. Voluntarios que padecían problemas cardiovasculares como hipertensión, cardiomiopatía o fibrilación arterial, entre otras afecciones. Así, en el estudio observaron ciertos riesgos a la hora de mezclar su medicación habitual, sobre todo si incluía warfarina, para prevenir coágulos de sangre, con algunas plantas como el ginkgo biloba o los extractos concentrados de té verde.

Como en todo, el peligro viene especialmente cuando se hace un consumo indiscriminado y sin control médico de remedios naturales. Preparados como los ya mencionados, así como otros específicos como las bayas de Goji, el meliloto o el boldo, como recuerdan los investigadores. Por todo ello, no solo viene bien hacer caso a las indicaciones de dichos expertos en salud, sino también seguir algunos hábitos recomendables en este sentido:

  • Olvidarse de comprar dichos productos naturales en lugares que den poca confianza. Es decir, el establecimiento debe reunir esta máxima: calidad, seguridad y eficacia, sobre todo si se tiene en cuenta que se refiere a un tema de salud. 
  • Nunca este tipo de remedios deben sustituir a un fármaco en el tratamiento de una dolencia o patología, especialmente si se trata de algo importante. 
  • Antes de tomar nada es esencial conocer todos los ingredientes de su composición o consultar con un profesional si no se está muy convencido de ello. Y más si ya se toma un medicamento previo. 
0

No hay comentarios ¿Te animas?