Alimentación

Las 'trampas' de los vendedores y 7 trucos para no caer en ellas

Rosa Roch

Foto: BigStock

Domingo 12 de julio de 2020

3 minutos

Trucos que los vendedores utilizan en sus comercios para sacar partido en cada venta

Las 'trampas' de los vendedores y 7 trucos para no caer en ellas

Cuando vamos al supermercado debemos tener en cuenta algunas estratagemas que los vendedores utilizan para sacar los productos que tienen menos salida o son más caros.

Estas son algunas de las consideraciones a tener en cuenta cuando vamos a comprar para que no nos den gato por liebre ni acabemos pagando de más.

bigstock Stylish Girl With A Red Basket 252821209

1. Evita los alimentos empaquetados

Procura no comprar alimentos que estén envasados individualmente o que ya lo estuvieron antes: carnes, marinados, pescados quesos, verduras y frutas cortadas… Podría ser que estos alimentos estuvieran manipulados o que la fecha de caducidad estuviera a punto de llegar a su fin.

En estos casos la fecha del embalaje no tiene por qué ser indicador del tiempo que tiene el alimento ya que se puede reenvasar tantas veces como sea necesario.

Importante: siempre es preferible que los alimentos frescos los corten y envasen al momento y delante de ti: carne picada, hamburguesas, filetes, pescados.

2. Cuidado con las barras de comidas

Cuando vayas a comer fuera, ten cuidado con qué alimentos eliges, cómo están cocinados y cómo los sirven. En las ensaladas preparadas fíjate en cuántas especias, ajo y decoración llevan pues, en ocasiones, pueden enmascarar algún alimento un poco pasado. Si escoges una ensalada siempre es mejor que esté aliñada con aceite de oliva antes que con mayonesa. Por otro lado, si lleva carne, pescado o huevo recuerda que estos alimentos se estropean antes que las verduras.

Importante: las ensaladas mejor comprarlas sin aliño, lo que permitirá guardarlas en la nevera durante dos días. Revisa también las medidas de seguridad alimentaria. Además, antes de servir el producto, el vendedor debe ponerse un guante de plástico desechable.

3. Revisa el estado del paquete

Un paquete estropeado siempre es sospechoso y los golpes, fisuras, deformidades o arrugas en el cartón, nunca hay que tratarlas como simples defectos superficiales.

Importante: un paquete estropeado indica un mal almacenamiento o un manipulado poco responsable. Desestímalo.

4. Revisa el artículo

Si bien los vendedores han de mostrar todo el potencial de su producto, nuestra tarea es ver todos los defectos. Los productos frescos tienen una iluminación especial para que las frutas, verduras, carnes y pescados luzcan con colores vivos y parezca que están siempre frescos. También el vapor de agua que desprenden sobre los alimentos ayuda a que estén frescos y además que lo parezcan. Por otro lado, si compras congelados procura que estos no tengan una capa gruesa de hielo, esto podría indicar que perdieron su punto de congelación en algún momento y volviendo a ser congelados posteriormente. Además, la capa de hielo impedirá que puedas revisar bien el producto.

Importante: Pídele al vendedor que te muestre la pieza que te gusta fuera del foco de luz específico.

5. Busca los productos que necesitas

Cuando vayas al supermercado fíjate en los lineales de productos. En las estanterías verás dispuestos lo productos según lo precios. Los que están en línea con la vista suelen ser los más caros, acostumbran a ser productos muy conocidos, publicitados y no necesariamente de alta calidad. Por otro lado, los productos que están en primera fila en las estanterías suelen ser los que tienen una fecha de caducidad más próxima.

Importante: No cojas lo que esté más a la vista. Busca lo que necesitas y te viene bien de precio y si tienes que agacharte o estirar el brazo hacia el estante superior y te cuesta, pide ayuda. Tendrás igualmente un producto de calidad a un mejor precio.

6. Fíjate en la información de las etiquetas

Si vas a comprar un determinado producto coge el que esté etiquetado como tal, no uno con una descripción parecida. Por ejemplo, si quieres comprar zumo de naranja exprimido 100%, no compres néctar de naranja, no son la misma cosa: aunque parezca que néctar sea más auténtico lleva azúcares añadidos y es el menos saludable.

Importante: Ten en cuenta que los ganchos publicitarios siempre querrán que un alimento parezca más bueno, más sano, más tradicional, más auténtico; pero en realidad solo es una manera de llamar tu atención.

7. Habla con el vendedor para pedirle consejo

Si tienes dudas sobre la ubicación, la calidad o cuan fresco es un producto, no dudes en preguntárselo al vendedor, por mucho que quiera vender sus productos y los coloque de manera estratégica, otra cosa es mentir. Esto haría que se perdiera la confianza en el establecimiento y adquiriera una mala publicidad, cosa que en ningún caso quiere un buen comerciante.

Importante: El respeto y la educación hacia el vendedor harán que, además de ser educado, te ganes su simpatía y cuando vayas a comprar te aconsejará sobre qué productos y piezas escoger.

0

No hay comentarios ¿Te animas?