Sociedad

Descubre los trucos que usan los supermercados para que gastes más

Rosa María Torres

Foto: Bigstockphoto

Martes 4 de junio de 2019

2 minutos

Los supermercados manipulan al cliente poniendo los productos básicos al final de la tienda

Descubre los trucos que usan los supermercados para que gastes más

Los grandes almacenes saben como sacar un beneficio extra. Para conseguirlo usan técnicas, planificadas al milímetro, con el fin de aumentar sus ventas sin que te des cuenta. Son estrategias de marketing que favorecen al empresario y hacen que los consumidores gasten más dinero. ¿A qué nos referimos?

Primera parada: elegir el carrito

Lo primero que haces nada más llegar al supermercado es elegir el carrito. Con el paso de los años, han aumentado de tamaño con un objetivo claro: cuánto mayor sea el carro, más cuesta llenarlo y más productos comprarás.

Además, los carritos suelen ir lentos, porque así aumentan las posibilidades de visualizar los productos más detenidamente. Por otro lado, siempre se desvían hacia la izquierda. Esto hace que tengas que sujetarlo con la mano zurda, así la derecha quedará libre para que puedas coger los productos sin esfuerzo. Otro dato muy interesante, que hará que a partir de ahora te fijes más en el suelo que en la comida, es que según en la zona que te encuentres, el tipo de suelo hace que el carro se acelere o se detenga.

El precio, siempre con muchos nueves

Este truco es de la vieja escuela. El cliente siempre se fija en la primera cifra, dejando de lado el valor de los céntimos. Por lo que un artículo con un precio de 9,99 euros (o cualquier divisa) se visualiza como 9 euros y no como 10.

Los artículos a destacar a la altura de la vista

Cuando los supermercados quieren que te fijes en un producto más que en otro, ya sea porque es más caro o porque tienen demasiado stock y quieren deshacerse de él, lo colocan a la altura de la vista para que no te cueste encontrarlo. De hecho, si te fijas, las chucherías, los cereales, los juguetes o cualquier artículo dedicado a los más pequeños de la casa siempre se ubican en los estantes más bajos.

Otra técnica muy usada es colocar los productos de necesidad diaria y básica, como son los huevos, la leche o las verduras, en el fondo de la tienda. De esta forma, te obligan a recorrer todo el supermercado, encontrándote por el camino con muchas ofertas de productos que no tenías en tu lista de la compra.

Mujer haciendo la compra en un supermercado

La panadería casi siempre al principio

Conquistar al consumidor por el olfato es una técnica muy útil. Es una forma de abrir su apetito, porque al oler la comida nos dan ganas de comer.

Presta atención a la iluminación

Si te fijas en las secciones perecederas, como la pescadería o la carnicería, las luces son fluorescentes y dan la sensación de que el producto es fresco.

El hilo musical

La música rápida incita al cliente a comprar de forma acelerada. En paralelo, las melodías lentas, que siempre las escucharás cuando el supermercado está más vacío, hace que compres de forma pausada, llevándote así más productos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?