Avances

¿Sabes que la flebectomía puede eliminar las varices en una intervención ambulatoria?

Mariola Báez

Foto: Bigstockphoto

Jueves 15 de agosto de 2019

2 minutos

Este método, poco invasivo, es en algunos casos una solución efectiva para las varices superficiales

Flebectomía

Las varices no son únicamente un problema de estética. La Asociación Cuida Tus Venas (@CuidaTusVenas) recuerda que su presencia puede ser un síntoma evidente de algún tipo de problema circulatorio, concretamente de Insuficiencia Venosa Crónica (IVC). Las varices resultan visibles cuando la vena afectada se elonga, dilata o deforma por distintas causas, por lo que si existen, siempre debe consultarse con el médico para determinar su origen y establecer el tratamiento más adecuado.

En caso necesario, especialmente si resultan dolorosas, las varices pueden eliminarse con distintas técnicas. Una de las más novedosas y menos invasivas es la flebectomía.

¿En qué consiste esta intervención quirúrgica?

La flebectomía es una operación relativamente sencilla que consiste, según explica la Sociedad Española de Medicina Estética (@SEMEstetica), en realizar una serie de minúsculas incisiones para extraer, con el material quirúrgico adecuado, el tramo varicoso de la vena afectada.

La técnica solo es válida para las venas superficiales que presenten dilatación y siempre será el médico especialista y el cirujano vascular quienes señalen si esta operación es la más adecuada en un caso determinado, siempre después de estudiar el historial clínico de cada paciente.

Varices en mayores

La flebectomía conlleva una serie de ventajas interesantes frente a otras intervenciones. Una de ellas es que se trata de una cirugía que, en principio, no va a requerir hospitalización y, además, se realiza generalmente con anestesia local. Las incisiones que practica el cirujano son tan pequeñas que lo habitual es que, tras la extracción del tejido varicoso, no sea necesario dar puntos de sutura porque la mínima herida se cerrará sola en poco tiempo.

No obstante, como cualquier otra cirugía, siempre implicará ciertos riesgos, pero la flebectomía está considerada como un método seguro y eficaz cuando el tipo de vena y el calibre de la deformación lo convierten en el más aconsejable.

El tiempo de recuperación tras la intervención varía de unas personas a otras, pero suele oscilar entre 1 y 3 días. En las semanas posteriores, es normal que el médico recomiende el uso de medias de compresión.

Las varices son un problema común, que afecta principalmente a las mujeres (aunque los hombres también las pueden tener) en la edad adulta. Para tratarlas de forma efectiva, existen varios tratamientos: desde el láser endovenoso, hasta la escleroterapia o la radiofrecuencia. La flebectomía es un método más que tendrás que valorar junto a tu médico.

0

No hay comentarios ¿Te animas?