Avances

Ortoqueratologia: ¿es posible corregir los problemas de visión mientras duermes?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 18 de enero de 2020

3 minutos

Estas lentes específicas podrían lograrlo en casos concretos y siempre de manera temporal

Ortoqueratología, lentillas para mejorar la visión mientras duermes

Como explica la Sociedad Española de Contactología (SEC), actualmente existen distintos tipos de lentes de contacto que, en una primera clasificación, se podrían agrupar en tres tipos de productos: las lentes rígidas, las blandas y las mixtas, todas fabricadas con materiales diversos y con propiedades específicas.

Pese a que la cirugía refractiva ha supuesto un enorme avance en el tratamiento y la corrección de numerosas patologías de la visión, en muchos casos de manera definitiva, hoy en día continúan siendo muchas las personas que necesitan o prefieren las lentes de contacto como opción terapéutica.

Las lentillas actúan de manera similar a como lo harían unas gafas, es decir, corrigen el defecto y permiten una buena visión de manera inmediata al utilizarlas pero algunas, además, actúan sobre la propia córnea intentando modificar su forma sin pasar por el quirófano. Esas son las lentes a las que recurre la ortoqueratología.

¿En qué consiste exactamente un tratamiento de este tipo?

La ortoqueratología es una especialidad que va más allá del uso de las lentillas corneales para mejorar puntualmente la visión. En ella se utilizan lentes de contacto específicas, hechas a medida con instrumentos muy precisos llamados topógrafos corneales y siempre tras un estudio del mapa de la visión.

Se trata de lentillas rígidas que se colocan por la noche para que actúen sobre la córnea durante las horas de descanso. El objetivo es que al despertar y retirarla, puedas apreciar una notable mejoría en la visión. Parece de ciencia ficción, pero la Asociación Española de Optometristas Unidos (@aeoptometristas) aclara que esta técnica se utiliza desde hace años para corregir la miopía y actualmente, también en casos de hipermetropía, astigmatismo y presbicia, una patología que adquiere mayor prevalencia a medida que la edad avanza.

La también llamada Orto-K, estas lentes rígidas están tratadas para resultar confortables mientras duermes y permeables al oxígeno, para que el ojo se mantenga en buenas condiciones con los párpados cerrados. Es la presión que ejercen durante las horas de sueño lo que logra moldear temporalmente la forma de la córnea. La American Academy of Ophthalmology (@AcademyEyeSmart) pone un ejemplo que resulta ilustrativo: la ortoqueratología actuaría como una ortodoncia en la corrección de los dientes, pero en este caso en la córnea de nuestros ojos.

ortoqueratología paracorregir la presbicia

¿Está indicada esta técnica para corregir problemas de visión en los mayores?

Especialistas del Institut Català de Retina (@ICRcat) señalan que no hay límite de edad en el uso de estas lentes, que pueden mejorar la visión mientras dormimos siempre que resulte posible adaptarlas a las necesidades concretas y variables de cada persona.

En general, el tratamiento se suele utilizar en niños a partir de 5-6 años y en adultos mayores de 50 - 60 años o más. Todo va a depender de la patología de refracción presentada y de las soluciones disponibles a las que se pueda recurrir para su corrección. Siempre será necesario un detallado estudio previo de cada uno de los ojos.

La vista mejora, nunca mejor dicho, de la noche a la mañana, pero hay que recordar que esa mejoría es pasajera. A medida que pasen los días, la córnea poco a poco volverá a su posición y forma natural, por lo que, para que la buena vista se mantuviese, habría que utilizar las lentillas cada noche, algo que algunos oftalmólogos desaconsejan.

Lentes de ortoqueratología

¿Implica riesgos o tiene contraindicaciones?

Aunque las actuales lentes de contacto son seguras y cómodas en su uso, hay opiniones diversas respecto a la efectividad de ortoqueratología y también sobre sus posibles riesgos. En realidad las investigaciones sobre su eficacia y los aspectos clínicos, por ejemplo a la hora de frenar la miopía en niños, sigue siendo un tema de debate. No hay suficientes evidencias científicas que confirmen que la Orto-K detenga el progresivo incremento en el número de dioptrías, ni en niños ni en adultos.

También la mayoría de los especialistas coincide en relacionar el uso continuado de estas lentillas nocturnas con un incremento en el riesgo de sufrir algún tipo de infección ocular, como la queratitis microbiana/bacteriana.

Ante cualquier tipo de patología que pueda afectar al propio órgano de la visión, desde el síndrome del ojo seco, relativamente frecuente en personas de edad avanzada, hasta enfermedades relacionadas con la mácula, esta técnica podría quedar descartada en el imprescindible estudio preliminar.

En cualquier caso, hay que recordar que son muchas las técnicas quirúrgicas de cirugía refractiva que corrigen de forma definitiva algunas de las patologías oculares frecuentes, en muchos casos con técnicas poco invasivas. Optar por alguna de ellas, mantener las tradicionales gafas o probar la posible efectividad de la ortoqueratología, valorando los pros y contras de cada una de las posibilidades, es una decisión personal que siempre habrá que tomar con el asesoramientoespecializado del  médico oftalmólogo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?