Avances

Premio de Medicina Personalizada de Precisión para una nueva técnica relacionada con la leucemia

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 1 de junio de 2019

4 minutos

La investigación permite identificar células tumorales de leucemia mieloide aguda a un nuevo nivel

Premio de Medicina Personalizada de Precisión para una nueva técnica relacionada con la leucemia
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 1 de junio de 2019

4 minutos

El premio de investigación en Medicina Personalizada de Precisión concedido por la Universidad Complutense de Madrid, a través de su Consejo Social y la Fundación Instituto Roche, ha recaído en un trabajo que permite identificar células tumorales de leucemia mieloide aguda a un nivel que hasta el momento no se había conseguido alcanzar, lo que supone un paso importante para este tipo de cáncer. El procedimiento ha estado liderado por la doctora Esther Onecha, especialista de la Unidad de Investigación Clínica de Tumores Hematológicos H12O-CNIO, unidad mixta del Hospital 12 de Octubre y del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO).

Un incentivo para la medicina personalizada

El objetivo principal de este galardón es incentivar la investigación en Medicina Personalizada de Precisión. Este campo de la medicina tiene en cuenta varios elementos como los genes, las proteínas y el ambiente, a la hora de diagnosticar, prevenir y tratar una enfermedad. Cuando se aplica al cáncer se utiliza la información específica del tumor de la persona afectada con el objeto de conseguir mejoras en el diagnóstico, la planificación del tratamiento o ver si este es el más eficaz. Se suele emplear en terapias dirigidas para tratar células cancerosas determinadas.  

El jurado de este premio en concreto escoge  el artículo científico más significativo que se haya publicado en alguna revista nacional o internacional durante 2018, y que lo hayan efectuado investigadores o estudiantes de postgrado de la universidad madrileña.

El trabajo seleccionado se llama Novel deep targeted sequencing method for minimal residual disease monitoring in acute myeloid leukemia  (Haematologica 2018). Como primera firmante reza la doctora Esther Onecha, pero han participado una decena de hospitales nacionales, y ha contado con la financiación del Instituto de Salud Carlos III, la Fundación CRIS Contra el Cáncer y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Los resultados de la investigación suponen el desarrollo y validación de una nueva técnica que permite detectar hasta unos niveles de precisión desconocidos hasta la fecha de células de leucemia mieloide aguda, el tipo más común de este tipo de cáncer hematológico en adultos. Según la Fundación Josep Carreras, esta clase de leucemia representa el 40% de total de todas las que se dan en occidente. En España, se estima que se dan 15 nuevos casos por millón de habitantes y año. La mayoría de los pacientes que la padecen tiene entre los 60 y 75 años, siendo la media de edad de los afectados de 64 años.

Qué aporta la nueva técnica

Los datos estadísticos establecen que la supervivencia de los afectados por este tumor está en torno a los 5 años en el 40% de los casos, y en el 30% a los 10 años. Por lo tanto, la tasa de su curación es inferior a la de otros tipos de leucemia. Cuando se consiguen erradicar las células cancerosas de la leucemia después de la quimioterapia, hay que hacer un seguimiento de control al paciente para que estas no vuelvan a surgir y evitar que este vuelva sufrir una recaída.

Con este nuevo método es posible rastrear en una muestra de médula ósea mutaciones asociadas a células tumorales que indican la presencia de enfermedad, y aunque estén en muy baja representación, la principal finalidad “es ofrecer una alternativa terapéutica al paciente”, explica Onecha. La nueva técnica tiene además un valor pronóstico porque anticipa ante el riesgo de recaída.

Por último, la investigadora ha matizado que el siguiente reto tras este primer paso es “adaptar la técnica al resto de mutaciones conocidas en leucemia mieloide aguda y extender este estudio a nivel molecular a otras neoplasias hematológicas tales como mieloma múltiple, leucemia linfática crónica, linfomas e incluso tumores sólidos”.