Avances

La terapia revolucionaria con la que tratan a Michael Schumacher

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 3 de octubre de 2019

2 minutos

El objetivo de este avance es lograr activar su cerebro con células madre procedentes del corazón

La terapia revolucionaria con la que tratan a Michael Schumacher

La familia de uno de los mejores pilotos de Fórmula 1 de todos los tiempos tiene sus esperanzas depositadas en un hombre. Philippe Ménasché, de 69 años, dirige el departamento de cirugúa cardiovascular del hospital parisino Georges Pompidou (@HopitalPompidou) y es el encargado de aplicar un novedoso tratamiento con células madre procedentes del corazón. Y todo para activar el cerebro de Michael Schumacher.

Hay que recordar que el deportista alemán tuvo un accidente esquiando en el año 2013 y, como consecuencia, recibió un fuerte impacto con una piedra en la cabeza. Desde ese fatídico día, el campeón salió de un coma inducido y continúa la recuperación en su casa con total hermetismo sobre su estado de salud actual. Algunas informaciones aseguran que se encuentra consciente y reconoce a su círculo más cercano.

Hasta hace unos días, cuando saltaba a los medios de comunicación la noticia de su ingreso, sin confirmación oficial por parte de la familia como sigue siendo habitual, en ese centro francés para recibir este tratamiento revolucionario. Allí será tratado en total secreto y con un reducido grupo de médicos que no ofrecen información alguna al respecto. 

Tratamiento experimental

Los propios responsables de este avance hablan de este tratamiento con cierta cautela y no quieren ponerle el adjetivo de milagroso. Por ahora solo se trata de una esperanza que se basa en la terapia celular para tratar el dañado sistema nervioso central del siete veces campeón del mundo de Fórmula 1 que ahora tiene 50 años.

La terapia revolucionaria con la que tratan a Michael Schumacher

Una técnica regenerativa con la que se aplican proteínas que proceden de la sangre del paciente y van a parar a esa zona dañada de su cerebro. Lo que se pretende, entonces, es que ese plasma que tiene componentes de crecimiento estimule esa zona receptora y esta reaccione. 

Algo que no es del todo desconocido para este doctor cardiovascular. Todo un referente a nivel mundial en este tipo de experimentos con células para tratar la insuficiencia cardíaca. Pero en el caso de Michael Schumacher se busca conseguir una acción antiinflamatoria por todo su organismo para ayudar al cerebro del deportista.

El tiempo dirá si, en su caso, el resultado es satisfactorio. Por el momento ya se sabe que este tipo de operaciones, con proteínas del propio paciente, no suelen mostrar evidencias de rechazo por parte del organismo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?