Salud

Bronquiolitis: lo que hay que saber sobre esta infección pulmonar

Ramón Sánchez-Ocaña

Sábado 14 de diciembre de 2019

3 minutos

La guardería suele ser el lugar de contagio

Bronquiolitis

No se puede hablar de epidemia, pero desde hace unas semanas y hasta marzo, alrededor de 20.000 bebés van a visitar las urgencias de un hospital debido a la bronquiolitis. Ocurre todos los años. Se puede definir como la inflamación de los bronquiolos, es decir, de las últimas ramificaciones de los bronquios. Afecta a las vías respiratorias bajas de los niños menores de dos años y por estas fechas, hay un incremento preocupante de incidencia. Aunque son varios los virus que pueden causarla, en el 80 por 100 de los casos se trata del llamado virus respiratorio sincicial. El virus provoca la inflamación de esas vías ,y después de unos síntomas que parecen un catarro normal, empiezan a observarse sibilancias (pitos), una tos distinta, más seca, y dificultades respiratorias. Otro de los signos es que el niño esta irritable y sobre todo, pierde el apetito. En ocasiones es preciso ayudar con ventilación mecánica ante la dificultad que el niño presenta para respirar. Puede durar entre 7 y 12 días.

Suele aparecer en estas fechas y con brotes epidémicos  en los dos primeros años de vida. Durante el primer año, afecta por lo menos a uno de cada diez niños.

No suele ser grave salvo que se produzca en niños muy pequeños o entre niños que ya padecen una enfermedad respiratoria de otro tipo .

Muy contagioso

También se llama el virus de los bebes y  entre prematuros es muy frecuente (más del 13 por 100). Se contagia con mucha facilidad al toser o al estornudar y al tocar, besar o dar la mano. 

También puede surgir el contagio por un adulto que tiene una infección respiratoria banal . En zonas muy pobladas y en guarderías  el contagio es muy fácil , hasta el punto de que en lactantes prematuros no se aconseja la guardería precisamente por la posibilidad de contraer la enfermedad . 

Las recomendaciones higiénicas de los especialistas son :

  • Evitar ambientes con humo o con mucha gente
  • El niño pequeño debe estar en una habitación distinta a sus hermanos.
  • Lavar las manos con frecuencia.
  • Tirar los pañuelos usados

Una vez producido el contagio hay un tiempo de incubación que suele ser de tres o cuatro días , tras los cuales  aparecen los primeros síntomas 

En un porcentaje muy alto de casos , el tratamiento suele ser  sintomático y en el propio domicilio del niño . Pero no es raro que tras la visita del medico, se le envíe al hospital . Y allí será el pediatra quien imponga el tratamiento adecuado . 

Se puede calcular que la bronquiolitis afecta a un 10 por 100 de niños menores de 2 años. El virus respiratorio sincicial motiva hasta 20.000 visitas a los servicio de urgencia y es la causa de entre 7.000 y 14.000 hospitalizaciones anuales.

Distinta a la bronquitis

Bronquitis en mayores por qué se origina, los tipos y cómo prevenirla

No se debe confundir con la bronquitis. La bronquitis es la infección o inflamación, aguda o crónica de los bronquios; es decir, afecta al comienzo del árbol bronquial. Puede estar producida  por agentes patógenos, por irritación o por la acción de productos tóxicos. Entonces la cubierta interna de los bronquios se inflama. Al dilatarse, el calibre del bronquio disminuye, la respiración se hace sibilante y aparece tos seca. Sería la definición escueta de una bronquitis aguda. Suele cursar con fiebre y ceder tras unos días de tratamiento médico. Desparece y no deja rastro. No es grave, y el tratamiento esta perfectamente contrastado.

¿Y será asmático?

 Sin duda, la bronquiolitis puede parecerle a  la madre un ataque de asma, ya que se caracteriza –como el asma– por un estrechamiento de los bronquios y por tanto por la consiguiente dificultad respiratoria. Sin embargo, en la bronquiolitis aparece una tos persistente después de unos síntomas catarrales. En el asma, no hay esos síntomas previos y el ataque –dificultad respiratoria– se presenta de manera más rápida.

Lo que si puede le puede quedar al niño son unos bronquiolos sensibles, podríamos decir, de manera que puede tener una mayor facilidad para un nuevo proceso. Y es posible que si hay antecedentes familiares, tenga una mayor probabilidad de ser asmático.

0

No hay comentarios ¿Te animas?