Salud

Uno de cada cuatro mayores de 75 años sufre degeneración de retina

Ignacio Casanueva

Martes 20 de octubre de 2020

2 minutos

Un 49% necesitaría ayuda para realizar tareas cotidianas como conducir, leer o cruzar la calle

Uno de cada cuatro mayores de 75 años sufre degeneración de retina
Ignacio Casanueva

Martes 20 de octubre de 2020

2 minutos

Perder vista cuantos más años tenemos es una posibilidad de sobra conocida en la sociedad, y desde ahora ya se sabe con certeza esta evolución. La degeneración macular asociada a la edad o DMAE afecta al 25% de la población mayor de 75 años en España. Una incidencia que previsiblemente aumentará con el progresivo envejecimiento de la población según el estudio Objetivo DMAE.

Esta afección de la vista es una enfermedad degenerativa que afecta a la zona central de la retina, la responsable de la agudeza visual y de la visión del detalle, causando un alto nivel de dependencia y fragilidad de las personas que la sufren. En España es la primera causa de ceguera legal y se estima que 700.000 personas sufren esta enfermedad y que hasta 3 millones de españoles están en riesgo de padecerla.

En lo que se refiere a su detección, el estudio ha revelado que las personas que sufren esta patología tardan más de seis meses en recibir un diagnóstico, lo que agrava seriamente la afección y provoca una pérdida de visión en muchos casos irrecuperable.

Objetivo DMAE es una iniciativa copromovida por Acción Visión España y Mácula Retina, con la colaboración de Novartis, ONCE, UDP, y CEOMA con el aval de la SERV, SEO, Fundación Retinaplus+, SEMERGE y SEMG. Estas instituciones recuerdan que “los diagnósticos tardíos de esta y otras enfermedades degenerativas se han incrementado a causa de la crisis sanitaria del coronavirus”.

 

Revisión optica

La atención que ha recaido sobre la pandemia del COVID-19, y con ello la redirección de múltiples recursos, ha influido de manera negativa en el pronóstico de la enfermedad. Uno de los aspectos fundamentales para la efectividad de sus tratamientos es su administración temprana, y es que cuanto más avanzada está la enfermedad, más complicado es una recuperación de la visión ya perdida.

Al mismo tiempo, durante el confinamiento que si vivió en España, muchas de las personas afectadas se vieron obligadas a suspender o retrasar los tratamientos, lo que empeoró su calidad de vida durante el tiempo de confinamiento y a lo largo de toda la crisis sanitaria.

Por otro lado, este estudio revela que el 19% de los afectados viven solos y, sin embargo, un 49% necesitaría ayuda para realizar tareas cotidianas como conducir, leer, cruzar la calle o identificar caras. Además, el 79% de ellos suman otras enfermedades como artrosis, diabetes o hipertensión.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?