Preguntas

¿Es recomendable la cirugía láser ocular en personas mayores?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 9 de abril de 2020

3 minutos

Más que la edad, los expertos valoran sobre todo aspectos de salud para poder hacer la intervención

¿Es recomendable la cirugía láser ocular en personas mayores?

La cirugía láser ocular, también llamada cirugía refractiva, hace mención a una intervención quirúrgica que se realiza para minimizar, o bien, eliminar por completo, los defectos refractivos oculares de un paciente, tal y como explican los expertos de Sanitas (@sanitas). Dicho de otro modo, en esta operación, por medio del uso de diferentes tipos de láser, se consigue que una persona se olvide de los problemas frecuentes en la salud de sus ojos, como es la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo.

Bondades de una cirugía que, para llevarse a cabo, debe basarse en una serie de requisitos que debe reunir el paciente afectado, también si es una persona de edad avanzada. Y es que, pese a que no sea una práctica muy extendida entre los mayores, lo cierto es que es una operación que no tiene restricciones en cuanto a la edad. No obstante, sí es un factor a tener en cuenta, junto a otra serie de condicionantes de salud previas que son más importantes. 

¿Es recomendable la cirugía láser ocular en personas mayores?

¿Cómo se valora si una persona es apta para este tipo de cirugía ocular?

Como detallan desde la Clínica Baviera (@clinicabaviera), en una primera consulta se observará si el paciente es un candidato idóneo para poder hacerse una operación con láser. Así, en dicha valoración se tienen en cuenta los motivos que le han llevado a operarse, antecedentes familiares o si toma algún tipo de medicación que pueda interferir. Información toda ella que se complementa con una serie de pruebas preliminares para ver, entre otras cuestiones, su agudeza visual o cómo está la córnea, por ejemplo. En definitiva, comprobar la funcionalidad y la anatomía de los ojos dañados. 

Junto a esto, como recuerdan los doctores, otro de los factores que hay que tener presente, aunque en un plano secundario, es la edad del paciente, que en este tipo de cirugías no suele sobrepasar los 50 años. Esto no quiere decir, apuntan, que haya una edad máxima en la que no se pueda llevar a cabo la operación, pero sí hay que tener en cuenta que puede aparecer una nueva afección: la vista cansada o presbicia. En este caso, el profesional junto con el paciente podrá decidir si la mejor solución es corregir solo el defecto refractivo anterior o solventar ambas patologías oculares.

En resumidas cuentas, no hay condiciones por la edad, ya que todo dependerá de las características específicas de cada paciente y del problema refractivo que arrastre. Y es que, como insisten estos expertos de la salud visual, lo "verdaderamente importante" es que la afección que se tenga en la vista lleve al menos un año estabilizada y no hayan crecido las dioptrías.

No obstante, al mismo tiempo también defienden que existen otra serie de atenuantes que, estos sí, pueden hacer que no sea adecuada una cirugía láser ocular. Por ejemplo, si la persona padece enfermedades sistémicas, inmunológicas o de tipo metabólico, como la diabetes, es probable que este tipo de intervención suponga algún problema. Un resultado final que puede no ser el esperado, tanto a la hora de mejorar la vista, como de favorecer la cicatrización de la zona.

¿Es recomendable la cirugía láser ocular en personas mayores?

Pero hay más contraindicaciones en este sentido y por las que no se aconseja esta intervención:

  • Si el paciente tiene alguna cicatriz o herida importante en la córnea
  • Si padece infecciones por herpes, así como patologías del tipo blefaritis
  • Si la persona además de la miopía tiene las córneas demasiado finas o su problema ocular supera las 12 dioptrías. 
  • En el caso de que el afectado tenga antecedentes por sequedad ocular, sobre todo debido a un uso de lentes de contacto, el oftalmólogo deberá valorar si podría ser adecuada la intervención en los ojos. 

En líneas generales, la cirugía láser ocular está especialmente indicada para aquellas personas que cuentan con un grado moderado de refracción ocular y no tiene ningún problema de visión anormal ni una complicación importante de salud. 

Alternativas a las técnicas con láser

En el caso de que el profesional determine que es mejor no hacer este tipo de intervención, la alternativa pasa por recurrir a la implantación de la lente intraocular. Una técnica que, como confirman desde la Clínica Baviera, ofrece muy buenos resultados, además de ser un procedimiento muy seguro y cómodo para el paciente. 

En este caso, se coloca una lente artificial en el ojo para sustituir al cristalino natural, que es el encargado de enfocar correctamente los objetos que se miran. Y es que, con el paso del tiempo, dicha estructura tiende a deteriorarse, dando lugar a uno de los problemas de la vista más frecuentes: la presbicia. Aparte de esta causa, el cristalino también se ve afectado (pierde parte de su transparencia) cuando un paciente tiene cataratas

Antes de someterse a la intervención, el paciente debe seguir una serie de revisiones para comprobar que se puede realizar este tratamiento, que se hace con anestesia local. Tras la operación, que no reviste mayor complejidad y que apenas dura unos 20 minutos en cada ojo, el cirujano aplicará una solución antiinflamatoria para evitar las molestias en las 24 horas posteriores. Unas gotas que el paciente, una vez ya en casa deberá seguir aplicándose para facilitar una recuperación satisfactoria. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?