Salud

Test de antígenos: así funciona esta prueba que detecta el coronavirus en 15 minutos

65ymás

Viernes 9 de octubre de 2020

5 minutos

Tiene una fiabilidad similar a la PCR en los primeros días de infección

bigstock Healthcare Worker With Protect 370726138

En la batalla contra el coronavirus, la detección rápida, además de la búsqueda de la vacuna y los antivirales, es uno de los aspectos en los que los científicos trabajan con más ahínco. Y en este punto, los test de diagnóstico se han convertido en la mejor arma para frenar los posibles brotes. A mediados de septiembre, la Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad aprobó una nueva herramienta de diagnóstico y cribado que puede resultar fundamental para controlar la pandemia. Son los test rápidos de antígenos, capaces de diagnosticar el virus desde el inicio del contagio con la misma fiabilidad que las PCR y en sólo 15 minutos.

El antígeno de Covid-19 es una prueba de diagnóstico directo del virus que detecta partículas estructurales del mismo en muestras respiratorias (hisopo nasofaríngeo). La gran ventaja, además de que permite tener el resultado en apenas 15 minutos, es que tiene una elevada sensibilidad en los primeros días de la infección. Concretamente, la sensibilidad en los primeros días de contagio (0-3 días) es de un 100% y del 4-7 día del 90%. Esto permite un diagnóstico rápido y urgente de aquellos pacientes con sintomatología o que hayan tenido contacto estrecho con otra persona con diagnóstico positivo al virus. La toma de muestra es nasofaríngea y no es necesario acudir en ayunas.

La farmacéutica Mila Berruete, especialista en análisis clínicos y responsable del laboratorio de Policlínica Gipuzkoa, del Grupo Quirónsalud (@quironsalud), donde desde el 30 de septiembre puede realizarse esta prueba, explica que "la rapidez, el fácil manejo, la sencilla interpretación y el bajo coste" son las principales ventajas del test de antígenos, con una fiabilidad en cuanto a sensibilidad y especificad "similar a la de la PCR". "Pero en pacientes sintomáticos, porque requiere una carga viral más alta en el organismo, por lo que en los primeros cinco días un positivo es similar a un positivo de la PCR. En cambio, no está indicado para el cribado masivo de la población", matiza esta especialista.

"Las principales diferencias de este test con la PCR y los test serológicos son que tanto la PCR como la detección antigénica detectan el virus, son pruebas diagnósticas, mientras que los test serológicos detectan anticuerpos, son epidemiológicas", señala Mila Berruete, que aclara cuál es el test más adecuado en cada caso: "Los test serológicos son para detectar si se ha pasado o no la enfermedad, aunque el ser positivo no exime de las medidas de seguridad que debe tener todo el mundo. La PCR y la detección antigénica sirven para el diagnóstico. La detección antigénica, si se realiza en los primeros cinco días, sería equivalente a la PCR, mientras que la PCR, por tratarse de la mejor prueba dada su elevada sensibilidad y especificidad, es la de elección en el resto de casos".

Test de detección del Covid 19. Foto: EuropaPress

PCR y test serológico: ¿cuándo usar cada uno?

Así pues, el test de antígeno es una herramienta de detección muy poderosa en esos primeros días de infección, pero, según el caso, será más indicado utilizar las PCR o los test serológicos de anticuerpos. El doctor Amancio Marín, director médico del Hospital Quirónsalud Torrevieja, apunta que "en las pruebas de anticuerpos los resultados están disponibles en 60 minutos, mientras que las PCR tardan unas horas para que pueda ser informada". Precisamente, los hospitales Quirónsalud Torrevieja, Alicante y Murcia han incorporado recientemente a sus laboratorios una nueva técnica para la realización de hasta 1.000 pruebas PCR diarias y resultados en menos de 24 horas, convirtiéndose en los centros mejor dotados para la realización de este tipo de test de la provincia de Alicante y Región de Murcia. Asimismo, los centros han creado un circuito de atención independiente para la realización de estas pruebas con el objetivo de ofrecer un servicio rápido y seguro.

Esta nueva tecnología está compuesta por un equipo de laboratorio automatizado que emplea un sistema magnético de extracción y purificación de ácidos nucleicos (DNA y RNA). Para ello, las muestras de exudado nasofaríngeo obtenidas de los pacientes son incubadas con esferas magnéticas que tienen la capacidad de capturar el DNA o RNA liberado por las bacterias, virus o células. Posteriormente, las esferas que contienen los ácidos nucleicos se unen a unas varillas magnéticas del equipo, capturando de este modo el DNA o RNA liberado. Finalmente, los ácidos nucleicos se separan de las esferas magnéticas mediante un proceso de elución con agua, obteniéndose el producto de DNA o RNA totalmente purificado.

Para entender bien las diferencias entre las pruebas PCR y serológica, el doctor Marín explica: "La PCR es una técnica de detección directa y es la prueba que antes se positiviza, pudiéndose detectar en el segundo día desde la infección. Indica la presencia de material genético del virus en el paciente y la muestra más habitual es la que se toma mediante una torunda de la mucosa nasofaríngea. Indica la infección por virus SARS-COV-2 e informa de la contagiosidad. Si existe virus en la mucosa nasofaríngea, el paciente, a través de la tos o de la saliva, puede proyectar el virus y producir el contagio de la persona que tiene delante".

"Las serológicas son pruebas de diagnóstico indirecto. No detectan el virus, sino la reacción defensiva del organismo ante la infección: los anticuerpos. El primer anticuerpo en aparecer es la IgM, que se puede detectar más o menos hacia el día 7 de la infección, por tanto, tiene un periodo de ventana en esa primera semana e indica fase de infección aguda. Tiene su pico máximo sobre el día 14 y comienza a declinar hasta desaparecer sobre el día 21. No obstante, a día de hoy, hay mucha controversia sobre la duración de la IgM en sangre, ya que se han detectado pacientes en los que puede existir hasta 45 días desde el inicio de los síntomas. La IgG comienza a elevarse sobre el día 17-18 desde el inicio de los síntomas y permanece elevada durante meses. Es el anticuerpo de la inmunidad, es decir, nos informa de que hemos pasado la enfermedad", argumenta.

IgG IgM

En cuanto a su fiablidad, también existen notables diferencias: "Las PCR alcanzan una sensibilidad del 95% y especificidad también del 95%, siendo, sin duda, la prueba de referencia". En los de anticuerpos, depende mucho del tipo de test que se utilice: "En un primer momento salieron al mercado los denominados test rápidos, que utilizaban métodos colorimétricos al reaccionar con la sangre. Estos test, han ido poco a poco abandonándose por falta de fiabilidad de los resultados. Actualmente, las técnicas que se utilizan se basan en reacciones en las que el anticuerpo de la sangre reacciona con un sustrato enzimático que actúa como antígeno, en este tipo de reacción se basa la técnica de ELISA, enzimo-inmuno-análisis que es la que más se utiliza. Dependiendo del tipo de anticuerpo que se mida, la sensibilidad y la especificidad varían", señala. Así, "el IgM tiene una sensibilidad entorno a 85% con una especificidad del 90%, mientras el IgG tiene una sensibilidad más alta del 90% y una especificidad también alta, por encima del 90%".

Conocidas sus diferencias, ¿cuál es el más adecuado en cada caso? Pues dependerá de la situación del paciente, pero también de lo que se quiera detectar. "Por ejemplo, una persona mayor o con comorbilidades, no depende del tipo de paciente, sino de lo que queramos detectar. Si sospechamos una Covid-19 debemos hacer la PCR. En el caso de un adulto que quiere viajar, se suele pedir la PCR, ya que si es negativa, te garantiza que en ese momento no tienes infección. Alguien que quiere ver a sus padres con seguridad, también puede realizarse una PCR, ya que si un paciente tiene IgM- y IgG+ puede tener la tranquilidad de que ya lo ha pasado y, en principio, puede visitarles sin peligro", concluye el médico.

0

No hay comentarios ¿Te animas?