Salud

Cuando un dolor lumbar esconde algo más

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Sábado 20 de febrero de 2021

3 minutos

Si el dolor persiste pasado 3 semanas a pesar de los fármacos puede esconder un problema mayor

Cuando un dolor lumbar esconde algo más Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Sábado 20 de febrero de 2021

3 minutos

Los hábitos poco saludables o una mala postura pueden ser la principal causa del dolor en la zona lumbar, pero si ese dolor persiste en el tiempo a pesar de los fármacos e incluso viene acompañado de otros síntomas debe ser consultado con un médico cuanto antes ya que puede esconder otros problemas de salud que deben ser diagnosticados y tratados.

Según la Sociedad Española de Reumatología (SER), el 80% de los españoles padecerá lumbalgia en algún momento de su vida, siendo este dato especialmente relevante entre las mujeres.

La falta de actividad física, una vida sedentaria, exceso de peso, malas posturas al trabajar o dormir, así como cargar objetos de peso, pueden ser algunos de los causantes de la mayoría de los dolores de la zona inferior de nuestra espalda.

No obstante, aunque la mayoría de las causas tiene solución es importante evaluar el origen del dolor para poder descartar otros posibles problemas como pueden ser una hernia discal o artrosis, entre otros.

En el caso de que el dolor lumbar esconda un problema mayor, podría tratarse de alguno de los siguientes:

  • Cola de caballo: se trata de un síndrome en el que las raíces nerviosas de la médula espinal están comprimidas. Esto suele provocar también problemas de control de orina.
  • Infección vertebral: si el dolor viene acompañado de fiebre habría que descartar una posible infección bacteriana la cual deberá ser tratada con antibióticos.
  • Tumor: las personas mayores de 50 años que, además del dolor, sufren una pérdida de peso importante y además tienen antecedentes de cáncer, será necesario descartar la presencia de un tumor en la zona que pueda estar causando el dolor.
Cuando un dolor lumbar esconde algo más Foto: bigstock

No obstante, como indicábamos, los caos anteriores son la excepción. Lo más habitual es que el dolor de lumbares sea causado por:

  • Distensión muscular: ocurre cuando levantamos algo de peso o hacemos un giro o movimiento brusco que provoque un estiramiento o desgarro en los músculos o ligamentos impidiéndonos caminar correctamente. En estos casos, el mejor tratamiento es el reposo, así como hielo o calor en la zona.
  • Ciática: en ocasiones el dolor baja hasta la pierna debido a una compresión del nervio ciático. En estos casos es posible que sea una hernia discal lo que esté detrás del problema.
  • Espondilolistesis: se trata de un fuerte dolor provocado por el desplazamiento de una vértebra de la parte inferior de la espalda sobre otra.
  • Artrosis lumbar: este problema puede afectar tanto a personas mayores como jóvenes. Ocurre cuando los discos intervertebrales lumbares se adelgazan por el desgaste provocando un dolor constante que se acentúan al sentarnos.
  • Herpes zoster: el dolor suele ser de quemazón en la zona, principalmente por los riñones. La marca de la ‘culebrina’ aparecerá posteriormente.
  • Problemas en el riñón: un dolor en la zona baja de la espalda también puede ser causado por piedras en el riñón o una infección renal.
  • Tiroides: cuando hay trastornos de tiroides también pueden aparecer dolores en la zona lumbar.