Salud

¡Cuidado! La otitis no acaba en verano

Ignacio Casanueva

Lunes 12 de octubre de 2020

2 minutos

¡Cuidado! La otitis no acaba en verano

Sufrir una otitis en verano debido a la exposición a la humedad y al agua de piscinas y playas es una de las principales razones por las que se visitan los centros de atención primeria. Pero esta patología de los oídos no se restringe solamente al periodo vacacional, sino que puede darse durante el resto del año.

Especialistas de la Plataforma Audiológica GEA han elaborado una lista con los principales factores que pueden provocar la otitis otoñal y sobre los que hay que poner atención.

Uno de ellos es la aparición de los resfriados siendo el descenso de las temperaturas la principal causa, convirtiéndolo en el más común para que la otitis haga acto de presencia. El exceso de mucosa acaba en el pabellón auditivo que puede infectarse con facilidad.

La explicación al porqué la otitis tiene más probabilidades de aparecer en los niños es simple para los expertos: “Las pequeñas dimensiones de la trompa de Eustaquio en edad infantil hace que le sea más fácil a la mucosa y las bacterias llegar desde la nariz y garganta al oído medio”.

Pero esto no quiere decir que en los mayores no se pueda dar esta patología. Los expertos resaltan que es importante en el caso de los resfriados sonarse correctamente la nariz. “Conviene hacerlo por lados de forma alterna para evitar que los mocos suban hasta el oído por presión”, detallan.

otitis

 

Otra de las causas de aparición de otitis es la mala higiene auditiva en periodos de formación de mucosa. Como por ejemplo no limpiarse los oídos dejando que la cera se acumule, pudiendo ser esto un foco de infección. Para no llegar a este punto podremos utilizas soluciones salinas, limpiándonos bien los oídos tras darse un baño o ducha.

A ello se añade la recomendación de que no se debe dejar el oído húmedo con temperaturas bajas.

Por último, el mal uso de los bastoncillos para eliminar el exceso de cerumen o limpiar los oídos trae consecuencias negativas y pueden acelerar la aparición de la otitis. Yal y como informan desde GEA, utilizar bastoncillo con demasiada profundidad puede no solo ser una ayuda para retirar correctamente la cera sino compactarla y formar tapones que colaboren con la infección. Además, pueden provocar lesiones en el tímpano.

El otoño, al igual que cualquier época del resto del año, debe ser un tiempo en el que cuidemos de nuestros oídos para evitar complicaciones. Y es que escuchar a nuestro cuerpo nunca ha sido tan necesario.

0

No hay comentarios ¿Te animas?