Cuídate

Cómo disimular las ojeras con técnicas de maquillaje

Teresa Rey

Miércoles 13 de marzo de 2019

1 minuto

Con un buen corrector aplicado de forma adecuada podremos eliminar este defecto del rostro

Cómo disimular las ojeras con técnicas de maquillaje (Bigstock)

Las ojeras son frecuentes en muchos hombres y mujeres, y no exclusivamente como consecuencia de malos hábitos de sueño. Hay personas que tienen una predisposición genética a padecerlas, al margen de cómo duermen. La piel situada bajo los ojos es más fina que la del resto del rostro, y es por ello y otros motivos, que a veces deja al descubierto las venas que hay en la zona. Entonces surge una tonalidad violácea que provoca el efecto de un rostro cansando. Una forma de disimular las ojeras es con el maquillaje, para lo que existen algunos trucos fáciles sencillos de aplicar.

La base de maquillaje

La presencia de ojeras cuando tenemos que acudir algún evento especial puede disimularse recurriendo al corrector, pero es importante saber aplicarlo en armonía con el resto del rostro. Sobre todo, para evitar resaltar esta zona en el conjunto del mismo, lo cual crearía un efecto contrario al que buscamos.

Primero, tenemos que ponernos la base de maquillaje por toda la cara, como siempre hacemos, aunque sin abarcar la parte de las ojeras, que deberemos dejar libre. Asegúrate de tener una luz que te ilumine bien, de frente, pues si no, es posible que te confundas y no distingas correctamente la amplitud de la ojera.

Aplicar el corrector

Después, utilizamos el corrector aplicándolo por medio de pequeños toques con los dedos, nunca extendiéndolo. Su misión es disimular imperfecciones. Por ello se ha de aplicar de este modo, con suavidad, y procurando que se quede fijo.

El paso siguiente es mezclarlo con la base de maquillaje. En este caso, lo adecuado es añadir un gota del corrector en la base y después aplicarla sobre la ojera también con toques ligeros para que se cree una fusión perfecta y lo más disimulada posible. De este modo, evitaremos además acentuar las arrugas que haya bajo el ojo.

Al mirarte en el espejo tienes que comprobar que hay uniformidad en la tonalidad de todo el rostro, y que las ojeras han quedado perfectamente tapadas con este sistema.

El tono del corrector para las ojeras más apropiado es el salmón, aunque también depende del tipo de piel. Los beige o rosas son los más efectivos para los cutis claros, mientras que el color melocotón es más apropiado para los morenos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?