Cuídate

¿Cómo se pueden evitar los juanetes?

Victoria Herrero

Domingo 24 de noviembre de 2019

2 minutos

Consejos para evitar la molesta deformidad en el dedo gordo del pie

Consejos para evitar los juanetes.

La aparición de un juanete, además de antiestético, supone una molestia que hace que tengamos que pedir cita con el podólogo. Pero, ¿qué es un juanete y cómo podemos evitar su aparición? Tal y como apuntan desde la AECOSAR (Asociación Española con la Osteoporosis y la Artrosis), "el juanete es una deformidad del dedo gordo en la que se desvía hacia el resto de los dedos, a la vez que el siguiente dedo del pie se desvía de forma opuesta. La angulación de estas estructuras óseas es lo que se denomina juanete". De una forma más sencilla, podemos afirmar que es la deformación del dedo gordo del pie lo que provoca que se inflame, nos aprieten los zapatos y haya dolor al caminar. 

Este problema ha suscitado muchas preguntas en la creencia popular. Desde si es debido a un uso excesivo de zapatos de tacón, pasando por si obedece a causas hereditarias, si se puede operar o si tiene un tratamiento postoperatorio demasiado doloroso. En palabras de los expertos antes mencionados, la aparición de los juanetes se debe, en la mayoría de los casos, a malos hábitos al caminar, malas pisadas, el uso de calzado inadecuado (estrecho o de tacón alto) o enfermedades metabólicas como la artritis reumatoide. 

Primeros síntomas de la aparición de los juanetes 

Antes de formarse ese bulto o hinchazón alrededor del dedo gordo del pie, podemos ir apreciando los primeros síntomas de juanetes. Si hay una molestia persistente en la zona, si se observa una deformidad hacia afuera de dicho hueso o si el hecho de que el simple gesto de ponerse el calzado habitual o de caminar provoque dolor. ​

¿Cómo podemos remediarlo? 

Cuando acudimos a la consulta del podólogo, una vez que la deformidad ya ha aparecido, el especialista corroborará el diagnóstico por medio de una exploración manual, radiografías y estudios de la pisada personalizados que nos haga. Una vez hecho todo esto, decidirá el tratamiento más adecuado para tratar los juanetes.

En este sentido, olvídate de las vendas o sujeciones que se venden en las farmacias, ya que ni eliminan ni llegan a corregir el problema. Lo que se recomienda es empezar a usar plantillas especiales, para amortiguar el dolor en la pisada y corregir la postura del pie cuando caminamos, así como zapatos que sean adecuados. En este caso, es hora de dejar en el armario el calzado demasiado estrecho, que oprima los pies o que tenga la suela demasiado baja o fina. 

Sin embargo, es prácticamente imposible hacer desaparecer un juanete una vez que ha salido. Solo en casos muy graves, con un dolor tan agudo que hace imposible calzarse o caminar con normalidad, se puede recurrir a la cirugía. ​

0

No hay comentarios ¿Te animas?