Cuídate

Cúrcuma, un remedio natural y eficaz para tratar los forúnculos

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 5 de julio de 2019

2 minutos

Sus propiedades beneficiosas han hecho que se utilice desde la antigüedad en la medicina tradicional

Beneficios de la cúrcuma frente a los forúnculos

La curcuma longa es una planta herbácea de cuya raíz se obtiene el polvo anaranjado que se utiliza como especia, sobre todo en la gastronomía hindú, y también como remedio frente a distintas dolencias, principalmente en aquellas relacionadas con afecciones cutáneas.

Como explica la Fundación Piel Sana (@pielsana_aedv), un forúnculo es un tipo de infección bacteriana que se caracteriza por la formación de pápulas o nódulos, generalmente próximos a un folículo piloso. Es el tipo de foliculitis más agresivo y puede llegar a ser realmente doloroso. Los forúnculos pueden surgir en distintas partes del cuerpo, aunque generalmente se localizan en la zona de las axilas e ingles.

La cúrcuma contra los forúnculos

Sus efectos frente a los forúnculos: ¿cómo utilizarla?

Un forúnculo puede aparecer en cualquier momento y evolucionar con rapidez hasta convertirse en un absceso cutáneo con una inflamación importante y la presencia, en la mayoría de los casos, de pus. También es bastante frecuente que el proceso infeccioso cause fiebre.

La cúrcuma posee propiedades antiinflamatorias y, según el nivel de desarrollo del forúnculo y en aplicación tópica, sus polvos actúan provocando una deshidratación progresiva de la zona afectada, es decir, consiguen que el doloroso grano vaya secándose. También puede ocurrir que la cúrcuma seque y abra la capa más externa de la piel, lo que haría que la secreción purulenta saliese de manera espontánea y sintieses un alivio inmenso.

Asimismo, el polvo de raíz de cúrcuma da buenos resultados a la hora de controlar otras afecciones cutáneas, como pequeños quistes sebáceos o carbunclos, que son inflamaciones provocadas por una infección bacteriana, pero que se concentran en la zona del cuero cabelludo.

Son muchas las pomadas y píldoras de efecto antiinflamatorio que incluyen la cúrcuma en su composición, pero también puedes recurrir a ella llevando a cabo sencillos preparados. Para hacer un emplasto que puedes aplicar directamente sobre el forúnculo, solo tienes que mezclar la especia con un poco de agua hasta obtener la consistencia adecuada. También puedes hervir unas cucharadas en agua (igual que si hicieses un té) y, cuando se enfríe, aplicarla con ayuda de un algodón o gasa.

La cúrcuma puede ser muy efectiva. Sin embargo, en el caso de que el forúnculo no remita, presente un dolor agudo difícil de soportar y provoque fiebre, puede ser necesario un tratamiento antibiótico o incluso realizar una incisión y un drenaje que faciliten la eliminación de la infección.

0

No hay comentarios ¿Te animas?