Cuídate

Maquillaje con efecto natural, la técnica que más favorece

Mariola Báez

Domingo 24 de marzo de 2019

2 minutos

Correctores, bases ligeras y tonos suaves son las claves de un maquillaje perfecto para tu día a día

Maquillaje natural (bigstock)

Aunque a la hora de elegir un estilo de maquillaje cada persona es un mundo, el que consigue un efecto natural, mejorando las facciones sin destacar en exceso, es uno de los que mejor sienta y por el que puedes optar con la seguridad de acertar en cualquier ocasión. Tal como afirma la Fundación Piel Sana, la dermis necesita cuidados específicos en cada etapa de la vida y cuando la piel va envejeciendo, antes que un buen maquillaje, lo que necesita es una óptima hidratación y nutrición.

Si a diario realizas una rutina adecuada de belleza, a la hora de maquillarte, buscar un acabado natural te resultará sencillo y siguiendo algunos consejos dados por expertos estilistas lograrás sacar máximo partido a tus propios rasgos evitando el efecto “máscara”.

Secretos de un maquillaje natural para pieles maduras

Salvo que se trate de una ocasión especial, en la que quieras que tu maquillaje destaque, para lograr un acabado discreto, elegante y favorecedor, algunos aspectos que debes tener en cuenta son:

  • Menos es más. Es un error intentar disimular las pequeñas imperfecciones cutáneas a base de capas y más capas de productos cosméticos. Empieza tu maquillaje natural con una buena base hidratante o con una base humectante de alta hidratación. A la hora de elegir el tono de tu base, escoge aquel que más se parezca a la tonalidad de tu propia piel.
  • No abuses de los correctores. A veces, por intentar camuflar pequeñas arrugas con correctores, conseguimos el efecto contrario. En un maquillaje de este tipo, el uso de estos productos debe limitarse a cubrir las ojeras si las tuvieses. Las ojeras dan un aspecto de cansancio nada favorecedor. Para hacer que “desaparezcan”, utiliza un tono de corrector opuesto al que presente ese círculo bajo los ojos. Si son oscuras, recurre a correctores claros y, si se presentan blanquecinas, un tono beige es el apropiado.
  • No destaques dos puntos a la vez. Para un acabado natural, tendrás que decidir qué área facial quieres resaltar: los ojos o la boca. Puedes dar una sombra de ojos de color algo más intenso o aplicar un tono que destaque tus labios, pero nunca maquillar con la misma intensidad ojos y boca. Para los labios, los rosas suaves o los tonos nude son los más aconsejables y para tus párpados, debes tener en cuenta el color de tus ojos, eligiendo un tono similar que contribuya a realzar tu mirada.
  • Polvos iluminadores. Son el toque perfecto para finalizar un maquillaje natural y resultan mucho más aconsejables que el típico “colorete”, que puede resultar exagerado. Esparce los polvos efecto “bronceado” con brocha para que queden sueltos, iluminen tu rostro y consigas realzar tu buena cara.
0

No hay comentarios ¿Te animas?