Cuídate

Trucos para hacer la operación bikini después de los 50 años

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 28 de mayo de 2019

3 minutos

Una alimentación sana y equilibrada y el ejercicio físico son los pilares de la operación bikini

Hacer la operación bikini después de los 50 años
Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Martes 28 de mayo de 2019

3 minutos

¿Quién no ha seguido nunca los preceptos de la ya célebre operación bikini? Con el verano a la vuelta de la esquina, son muchas las personas que deciden sumarse a esta tendencia para lucir un cuerpo fuerte y esbelto. Como bien es sabido, hacer ejercicio físico de forma regular y acompañarlo de una dieta sana y equilibrada son los dos pilares principales de la operación bikini. Sin embargo, para que esta resulte realmente efectiva, es importante seguir también algunas pautas. Sobre todo, cuando cumples más de 50 años, pues algunos factores como el nivel óseo, el fuerza, la resistencia o la masa muscular adquieren un nuevo matiz.

Consejos para la operación bikini

En primer lugar, pedir ayuda a un profesional puede ser el mejor apoyo mientras sigas la operación bikini. Tanto un nutricionista como un entrenador personal te recomendarán las mejores pautas para trabajar tu cuerpo según su estado actual. Además, ten en cuenta que el 80% de las personas que hacen alguna dieta sin conocimiento suelen recuperar el peso perdido. ¿A qué otros patrones debes prestar atención para potenciar la efectividad de la operación bikini?

  • Calendario de entrenamiento. Si no estás acostumbrado a llevar este estilo de vida, elaborar un calendario de entrenamiento puede ayudarte a planificar tu rutina en función del deporte. Intenta cumplirlo a rajatabla y recuerda que debes mezclar ejercicios aeróbicos, como correr, nadar o montar en bicicleta, con ejercicios de musculación. Esta suele ser la rutina ideal.

  • Evita las comparaciones. El factor psicológico es también muy importante, pues es el que influye en nuestra motivación o, por el contrario, en la frustración que a veces provocan estos procedimientos. Para no caer en el desánimo, evita compararte con el resto de la gente, cada cuerpo es un mundo y reacciona de manera diferente a dichos estímulos.

  • Hidratación continua. Debido a la época del año en la que suele empezar la operación bikini, debes cuidar especialmente la hidratación de tu cuerpo. Además de combatir el calor o la pérdida de electrolitos, fomentarás la metabolización de la grasa y asegurarás el correcto estado muscular.

  • No te obsesiones. En estas ocasiones, es inevitable pensar continuamente en el peso. Sin embargo, esto no es lo más importante, sino la salud de tu organismo. Para evitar esta obsesión, intenta no recurrir a todas horas a los números que marca la báscula, pues la operación bikini es un proceso que se estabiliza a largo plazo, de ahí la necesidad de ser constante y equilibrada, además de marcarte metas realistas que no hagan mella en tu autoestima.