Cuídate

Para qué sirven los sérum faciales, ¿cuándo hay que recurrir a ellos?

Teresa Rey

Miércoles 17 de abril de 2019

3 minutos

Normalmente se emplean para corregir un problema específico durante un periodo de tiempo concreto

Para qué sirven los sérum faciales, cuándo hay que recurrir a ellos (Bigstock)
Teresa Rey

Miércoles 17 de abril de 2019

3 minutos

El sérum es un producto que ofrecen las marcas cosméticas como un elemento más que se puede incorporar en nuestra rutina de cuidados. No obstante, a veces no está claro cuándo podemos usarlo y cómo. Se considera que este cosmético es como una especie de “elixir” de belleza, de modo que su composición se caracteriza por una alta concentración activos y su finalidad es corregir un problema específico, como por ejemplo paliar manchas de la piel. Es un complemento que sin embargo no debe sustituir a las cremas hidratantes, según los expertos.

¿Qué hace un sérum?

Estos artículos están diseñados para abordar un objetivo concreto. Algunos de los cuales son los siguientes:

  • Mayor luminosidad de la piel.
  • Reducir manchas o líneas de expresión.
  • Regular un exceso de sebo.
  • Más firmeza cutánea.
  • Hidratación.

Se trata de un cosmético concentrado, con una textura más ligera que otras presentaciones, similar a un suero cristalino y transparente. Esto permite que penetre de una forma rápida en la dermis, trabajando a un nivel más profundo.

¿Cuándo hay que usarlo?

La utilización de este producto depende de las necesidades de la piel que tenga cada persona. Los sérum anti-edad pueden ser una buena opción para que aquellas mujeres mayores que quieran dotar a su piel de una mayor vitalidad y otorgarle más luz. También los hay que abordan a la vez las manchas o que actúan directamente sobre las arrugas del rostro.

Por lo tanto, cuando se desee tratar con mayor profundidad un objetivo concreto relacionado con la piel del rostro, es cuando resulta más aconsejable recurrir a estos preparados. Se trata de dar al cutis un extra de cuidados cuando consideramos que lo necesita por un motivo en particular.

¿Cómo se aplica?

Un sérum puede contribuir a una mayor hidratación de la piel, pero los expertos no recomiendan sustituirlos por una crema hidratante. Lo ideal es complementar ambos, y aún más por el día porque estos productos no incluyen Factor de Protección Solar, algo que algunas cremas diurnas sí incorporan.

Para aplicarlo tenemos que limpiar bien la piel, como hacemos normalmente cuando iniciamos nuestra rutina de cuidado facial. A continuación, hay que verter la cantidad de sérum que aparece en las recomendaciones de uso y extenderlo con las yemas de los dedos con movimientos circulares. Si te acuerdas, llévalo también hacia el cuello y el escote.

Por último, has de ponerte tu crema hidratante. A veces tendrás que recurrir a este producto dos veces al día: por la mañana y por la noche, según se especifique.