Cuídate

Descubre estas técnicas alternativas para perder grasa de zonas localizadas

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Jueves 10 de octubre de 2019

3 minutos

La dermatología está introduciendo nuevas técnicas no invasivas de eliminación de grasa localizada

Técnicas alternativas para perder grasa de zonas localizadas

Para muchas personas, deshacerse del exceso de grasa puede ser una batalla de por vida. Ya sea exceso de grasa alrededor de las rodillas o brazos flácidos, las bolsas de grasa pueden ser difíciles de reducir y, a veces, la dieta y el ejercicio no son suficientes para marcar una diferencia notable. Ahora, los dermatólogos están descubriendo que la introducción de tecnologías de eliminación de grasa no invasivas está abriendo la puerta a más personas que no son candidatas para la liposucción para eliminar la grasa rebelde, de manera segura y efectiva. Vemos algunas de las técnicas alternativas que puedes manejar para eliminar la grasa localizada.

Radiofrecuencia: una nueva forma de atacar la grasa

Una de las tecnologías más novedosas de reducción de grasa es la radiofrecuencia, que entrega energía a las áreas de grasa al conducir el calor controlado dentro de las células de grasa y posteriormente las destruye. Si bien el Ministerio de Sanidad (@sanidadgob) no se ha pronunciado sobre este tratamiento para la eliminación de grasa, la Clínica del Dr. Almagro explica que los dermatólogos están utilizando la tecnología con éxito para las personas con bolsas de exceso de grasa. Como no hay tiempo de inactividad con este procedimiento, los pacientes pueden reanudar sus actividades regulares de inmediato.

Otro beneficio de la radiofrecuencia es su capacidad para reducir la grasa y tensar la piel al dirigir la energía hacia el colágeno. Por ejemplo, un paciente con brazos flácidos puede tener más piel suelta que grasa en esta área. En este caso podría usar radiofrecuencia para tensar la piel primero y luego eliminar el exceso de grasa. Sin embargo, si se determina que hay principalmente grasa en un área, primero eliminaría la grasa y luego tensaría la piel.

El láser lipolítico se utiliza para combatir la grasa más rebelde del organismo (Bigstock)

Criolipólisis: congelar la grasa

Según ICE Aesthetic España, es un nuevo procedimiento no invasivo aprobado por la normativa europea que se está utilizando para eliminar áreas localizadas de grasa en la parte inferior del abdomen o a lo largo de los lados del cuerpo es la criolipólisis. Dado que las células grasas son más sensibles a las bajas temperaturas que otras células de la piel, la criolipólisis congela los lípidos en las células grasas que luego se disuelven lentamente sin traumatismos ni lesiones en los tejidos circundantes. Por esta razón, los resultados no son inmediatos y la reducción de la capa de grasa se hace visible gradualmente en el transcurso de dos a seis meses. Las máquinas utilizadas en España deben contar con la certificación CE (Comité Europeo)

Ultrasonido: ondas en la reducción de grasa

El ultrasonido, que utiliza ondas ultrasónicas enfocadas de alta intensidad (ondas de sonido) para causar la destrucción y la fuga de las células grasas, se está investigando para reducir la grasa. Al igual que otros procedimientos no invasivos utilizados para la reducción de grasa, la energía del ultrasonido penetra a través de las capas de la piel en la grasa objetivo sin dañar la piel o los tejidos circundantes. La diferencia con la criolipólisis es que implica la destrucción mecánica de las células grasas que se disuelven gradualmente con el tiempo en lugar de la destrucción por temperaturas extremas.

Criolipolisis o tecnología basada en el frío para eliminar células de grasa localizada.

A tener en cuenta

La Fundación Piel Sana, de la Academia Española de Dermatología y Venereología, señala que, dado que la radiofrecuencia, la criolipólisis y el ultrasonido son dispositivos externos, solo afectan la superficie de la capa de grasa y requieren múltiples sesiones de tratamiento (típicamente cuatro sesiones) para producir los mejores resultados. Estos procedimientos no invasivos no están destinados a reemplazar la liposucción tumescente para la eliminación de grasa. La liposucción tumescente es un procedimiento controlado y preciso, mientras que los dispositivos externos requieren un enfoque de "esperar y ver" en el que el dermatólogo evaluará cómo está respondiendo la grasa. Los candidatos para la liposucción tumescente a menudo no son los mismos que los candidatos para un tratamiento externo de reducción de grasa. Por ejemplo, pacientes que toman anticoagulantes o tienen una contraindicación.

 
0

No hay comentarios ¿Te animas?