Cuídate

Conoce todos los tipos de dentadura postiza: ¿cuál se adapta mejor a tus necesidades?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Lunes 22 de julio de 2019

2 minutos

La dentadura es el reemplazo más común en aquellas personas mayores que han perdido sus dientes

¿Por qué las personas mayores pierden sus dientes? Una afección llamada edentulismo

El uso de una dentadura postiza es una de las soluciones más habituales para sustituir las piezas dentales perdidas, una prótesis que puede ser parcial o total y que mejora considerablemente la estética y la confianza del usuario, así como la funcionalidad de la boca. Sin embargo, antes de adquirir el modelo definitivo, es necesario conocer algunos aspectos de importancia como, por ejemplo, la rutina de higiene que requiere, el adhesivo que tendrás que emplear para asegurar la sujeción o el tipo de alimentos más adecuados para la masticación.

No obstante, si hay un detalle que debes resolver en primer lugar, ese es el tipo de dentadura postiza que mejor se adapta a tus gustos y necesidades. Eso sí, el responsable de determinar el modelo más beneficioso para tu salud bucal siempre será el dentista. Bajo esta premisa, ¿qué tipos de dentadura postiza existen en la actualidad?

Cuida tu dentadura postiza

Dentaduras postizas flexibles

Este modelo es el más recomendado cuando el paciente todavía conserva parte de su dentadura. Estas prótesis suelen apoyarse en los huesos y en las encías, por lo que ofrecen una gran estabilidad. Lamentablemente, los ganchos que incluye su instalación también pueden provocar la pérdida progresiva del hueso en los maxilares, motivo por el que algunos profesionales optan por extraerlas al cabo de unos años.

Dentadura fija sobre implantes

En cambio, cuando la dentadura original carece de piezas dentales propias y el hueso se ha perdido casi por completo, se recurre a este tipo de prótesis pues, al no existir el soporte adecuado, proporcionan una estabilidad aún más eficiente. En la mayoría de casos, se suelen colocar de dos a cuatro implantes que sirven para apoyar la dentadura postiza, que puede ser de metal-cerámica o zirconio. Estos constan de un tornillo de titanio que se coloca en el interior del hueso. De esta forma, aguanta mucho mejor los golpes producidos por el habla o la masticación.

Dentaduras postizas convencionales

Como su propio nombre indica, este tipo de prótesis es la más conocida, aquella que se sujeta a las encías y el hueso a través del "efecto vacío" que se genera cuando la dentadura postiza entra en contacto con el paladar. No obstante, también se suele recurrir al clásico pegamento para dentaduras, sobre todo para la prótesis de la mandíbula inferior, cuya movilidad es más sensible.

0

No hay comentarios ¿Te animas?