Cuídate

Acierta al elegir el tono de coloración que mejor te va para el cabello

Mariola Báez

Jueves 18 de abril de 2019

2 minutos

Tu color de piel y de ojos, o la forma de tu cara son detalles importantes que conviene no olvidar

Tono de coloración (Bigstock)

Aunque sobre gustos no hay nada escrito, según tus rasgos personales, algunos colores de tintes pueden quedarte genial, aportando luminosidad al rostro, mientras que otros pueden, en cuestión de segundos, echarte un par de años encima sin que seas consciente de ello.

Tener un cabello bonito depende en gran medida de los cuidados que le prestes, y no tanto de la edad que tengas. Cepillarlo a diario, utilizar productos apropiados y utilizar mascarillas que hidraten y nutran la fibra capilar, son algunas de las recomendaciones que da la Fundación Piel Sana para mantener un pelo saludable pese a los cambios que pueda experimentar con el paso del tiempo.

La pérdida de color, es decir, la aparición de las primeras canas y en ocasiones también la disminución de la densidad del cabello son dos de los cambios más destacados señalados por expertos. Teñir o no tus canas es una decisión absolutamente personal. Son muchas las mujeres (y hombres) que pueden presumir de un pelo canoso perfectamente cuidado, con canas blancas y brillantes, que resultan muy favorecedoras, pero si estás decidida a cambiar tu color, debes tener en cuenta algunas premisas interesantes.

¿Qué tono de coloración es el adecuado para ti?

El objetivo de un buen tinte no debe ser tanto cubrir canas, sino conseguir dar más luz a la piel del rostro, potenciando los rasgos que más te favorecen.

Como norma general, debes saber que los tonos demasiado oscuros endurecen los rasgos faciales. El negro azabache queda genial, pero no es el color que mejor siente a las personas mayores (hombre o mujeres). Son preferibles tonos más suaves como castaños, chocolates, rubios dorados o algún cobrizo.

Partiendo de esta premisa, toca analizar algunos detalles a la hora de acertar, como son el color de tu piel, más pálida, más oscura, más aceitunada; el tono de tus ojos, y también la forma de la cara, más cuadrada, alargada o redondeada.

En la actualidad, la paleta de colores posibles para teñirte el cabello es interminable y no está de más pedir consejo al estilista peluquero/a, pero algunas “pistas” que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu tono son:

  • Los rubio ceniza, tan de moda durante muchos años entre la población madura, no son especialmente aconsejables para persona con tonalidad de piel oscura o triguera, porque contribuirían a “apagarla” más. Tenlo en cuenta, también, si eres de tez clara pero, en verano, eres de las primeras en “coger moreno”.
  • Si tu piel es clara, los rubios más luminosos te quedarán bien sobre todo si, además, tus ojos son azules o verdes. En este último caso, los rubios y los castaños con matices cobrizos conseguirán realzarlos aún más y darles protagonismo en el rostro.
  • Si en tu caso la combinación es tez más o menos morena y ojos marrones, una coloración sobre tono con base castaña y alguna mecha en tono berenjena, anaranjado o rubio oscuro, según tus preferencias hará que tu rostro luzca más vital y luminoso.

Respecto a la forma de la cara, recuerda que si la tuya es alargada, los tonos oscuros, visualmente, la "prolongarán" más.

Como último consejo, salvo que quieras un new look y un cambio radical, buscar un tono similar al de tu propio cabello, añadiendo algún matiz que aporte brillo y volumen visual, es acierto seguro y una buena idea si no quieres complicarte demasiado con el tinte.

0

No hay comentarios ¿Te animas?