Deporte para mayores

Corre a un ritmo suave y constante y apúntate al 'jogging'

Teresa Rey

Sábado 4 de mayo de 2019

3 minutos

Es una modalidad no competitiva y menos exigente que salir a correr. Y resulta ideal para mayores

Corre a un ritmo suave y constante y apúntate al jogging (Bigstock)
Teresa Rey

Sábado 4 de mayo de 2019

3 minutos

Suele haber cierta confusión a la hora de definir conceptos deportivos que están de modo. Uno de ellos es el jogging. Hay quien puede pensar que es lo mismo que el running, pero existen diferencias entre ambas modalidades. En realidad el primero proviene de “to jog” que traducido del inglés sería “carrera a pie”, y esto implica variaciones respecto al hecho de salir a correr.

Sin objetivos ni marcas

El jogging es realizar una carrera a un ritmo suave y constante, sin objetivos ni marcas. Se trata de una manera de hacer ejercicio y combatir el sedentarismo. Mientras que en el running se buscan varias intensidades y se establecen pautas para aumentar el rendimiento o la resistencia, en esta modalidad todas estas cuestiones quedan al margen.

Los corredores establecen como normal general un plan de entrenamiento, algo que no ocurre con esta práctica ya que quienes lo ejercitan simplemente buscan moverse y realizar deporte para estar más sanos. Debido a su ritmo suave es una buena opción para personas mayores, aunque es apto en cualquier edad.

Se realiza de una forma más relajada, sin ninguna intencionalidad detrás como puede ocurrir con las personas corredoras que son más constantes y que establecen una pauta con una finalidad específica como puede ser prepararse para participar en una carrera.

Beneficios

Aunque no está muy definido algunos consideran que esta forma de deporte es cuando se corre por encima de 6,20 kilómetros por minuto. En cualquier caso, aunque no se queman las mismas calorías que cuando corremos aporta también beneficios para la salud.

Una de sus principales características es que hay menor riesgo de lesiones en las articulaciones, ya que el impacto en el suelo es menor. El trote suave minimiza la posibilidad de sufrir los problemas habituales de los corredores.

Es bueno para la circulación sanguínea, pues con el movimiento de las piernas se estimula, y a la par se fortalece su musculatura y se refuerza la capacidad pulmonar así como el corazón. Con la práctica habitual de jooging se logra estilizar la figura y también se eliminan calorías.

Al igual que con cualquier otro deporte debes calentar antes y después de practicarlo. Y en cuanto a la equipación, tiene que ser ropa cómoda, mejor deportiva y transpirable, y llevar siempre un calzado adecuado.