Deporte para mayores

Cuáles son los bailes más sencillos a los que te puedes apuntar

Teresa Rey

Jueves 25 de abril de 2019

2 minutos

Si no posees la misma destreza que hace unos años, puedes probar con distintos bailes de salón

Cuáles son los bailes más sencillos a los que te puedes apuntar (Bigstock)

Bailar es una actividad con beneficios para la salud. Al fin y al cabo es un ejercicio que implica moverse y se trabajan elementos como la memoria, la coordinación y en ocasiones el equilibrio. Además, es bueno para la salud del corazón. No obstante, hoy en día son numerosas las opciones de bailes que hay y por ello tal vez, y especialmente si no tienes preferencias, te has preguntado cuál es la que más te conviene. Si tienes algún trastorno o no posees la misma destreza que hace unos años, puedes mirar opciones más pausadas donde tu cuerpo se moverá al ritmo de la música pero en sintonía con tu condición física.

Bailes de salón

Dicen los expertos que nunca es demasiado tarde para hacer ejercicio, y si este en sí nunca te ha llamado la atención puedes pensar en otras opciones que te hagan levantarte de casa y no estar sentado frente a la televisión o el ordenador todo el día.

En el caso de que te guste bailar y nunca lo hayas intentado o lo hayas hecho hace mucho tiempo y no te acuerdes, para empezar, los bailes de salón son una buena alternativa. Por lo general, son bailes pausados que puedes aprender con tranquilidad y a tu ritmo.

Si desconoces en qué consiste esta modalidad, has de saber que los bailes de salón engloban muchos tipos y clases. Por ello cuando te apuntes a esta actividad aprenderás varias modalidades: merengue, cha-cha-cha, tango, pasodoble, vals…

Así las posibilidades de aburrirte son menores pues te enseñarán los movimientos que conllevan los distintos estilos. Algunos puedes implicar un poco más de habilidad que otros, pero lo más importante de estas clases no es precisamente ser un experto bailarín, por lo que no debes preocuparte. El principal objetivo es que te diviertas haciendo algo que te gusta a la par que trabajas la movilidad corporal y otros aspectos, y al mismo tiempo haces ejercicio y mejoras tu salud.

Memoria y coordinación

Para cada estilo será necesario establecer una nueva coreografía. Esto, ¿qué implica? Pues que tendrás que trabajar la memoria para recordarla. Además, con el baile hay que combinar el sentido del oído con el resto del cuerpo, de modo que estimulamos la coordinación. Sin olvidar que vamos a hacer distintos movimientos tanto con la parte superior como inferior del cuerpo.

Finalmente recordar que este tipo de bailes necesitan siempre una pareja, de modo que si acudes solo, tendrás que buscar compañía. Lo que por otra parte no suele ser un problema pues en este tipo de talleres la socialización es muy importante y nadie está dispuesto a quedarse sin bailar y pasarlo bien.

0

No hay comentarios ¿Te animas?