Deporte para mayores

Los beneficios de la práctica del golf para las personas mayores

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Lunes 3 de junio de 2019

2 minutos

Una buena opción de deporte al aire libre que favorece el envejecimiento activo

Campos de golf públicos en España

Una de las muchas cosas buenas del golf es que, aunque no hayas cogido un palo en tu vida, siempre estás a tiempo de iniciarte en esta actividad deportiva que, como señala la Real Federación Española de Golf (RFEG), se puede practicar a cualquier edad, ya que el esfuerzo físico que requiere es siempre gradual y el ritmo lo marca cada jugador.

Un campo de golf tiene como mínimo 9 hoyos, aunque lo normal es que cuente con 18. Completarlo va a suponer realizar un recorrido a pie de unos 6-7 kilómetros por terrenos desiguales, algo que ya es, sin duda, un buen ejercicio. Además, llegado el momento, tendrás que poner a trabajar la musculatura y las articulaciones de piernas, tronco y brazos para hacer el swing y dar ese golpe maestro que permita introducir la bola en cada uno de o hoyos.

¿Qué ventajas tiene el golf para mantenerte en forma a cualquier edad?

La Fundación Española del Corazón considera el golf como un deporte de baja intensidad dinámico y al mismo tiempo estático, que puede resultar ideal incluso para personas con enfermedades cardiovasculares, metabólicas, neurológicas y del sistema músculo-esquelético. Por supuesto, la Fundación matiza que una persona que presente algún tipo de dolencia, debe realizarse un completo examen médico antes de iniciarse en esta o en cualquier otra actividad deportiva, para garantizar que el ejercicio es compatible con la patología que padece.

Son muchos los beneficios que puede proporcionarte el golf contribuyendo a tu salud y bienestar. La base de este deporte es caminar, algo recomendable a cualquier edad y que supone, además, un ejercicio de bajo impacto, por lo que el riesgo de una lesión es realmente muy bajo.

Por otra parte, el golf se practica al aire libre. Andar, entre hoyo y hoyo, implica disfrutar de un entorno natural y también de los rayos solares cuya acción (con la debida protección) va a favorecer la síntesis de la vitamina D y el buen estado de la estructura ósea, ayudando a prevenir la osteoporosis.

Si nunca has jugado al golf, es recomendable recibir algunas clases para conocer algo mejor este deporte y también para que un monitor te enseñe a mantener la postura correcta a la hora de dar cada golpe. Aunque parezca algo sencillo, no lo es. La espalda debe estar bien posicionada para evitar daños en la zona lumbar o en las vértebras cervicales. La postura de los pies, guardando la distancia correspondiente con los hombros para mantener así el máximo equilibrio es también un detalle importante.

El golf resulta beneficioso a la hora de mantener tu cerebro activo, ya que, exige concentración y cálculo para planificar el recorrido y para dar cada uno de los golpes. Se trata, además, de un deporte muy agradable, que resulta relajante y que, aunque compitas contigo mismo, puedes practicar con amigos o familiares, favoreciendo las relaciones sociales.

Si te apetece probar, tal vez descubras que el golf es un deporte perfecto para ti.

0

No hay comentarios ¿Te animas?