Deporte para mayores

El yoga y el 'mindfulness' disminuyen la ansiedad y la tristeza en pacientes mayores con Parkinson

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 17 de septiembre de 2019

3 minutos

Un estudio ha demostrado que la combinación de ambas disciplinas aumenta su bienestar emocional

El yoga y el mindfulness disminuye la ansiedad o la tristeza en pacientes mayores con Parkinson
Teresa Rey

Foto: Bigstock

Martes 17 de septiembre de 2019

3 minutos

Los estudios sobre los beneficios del ejercicio en personas con Parkinson son cada vez más numerosos. Algunos sugieren que puede ralentizar la progresión de la enfermedad incluso en los estados más avanzados de la misma. De hecho, uno de los más recientes asegura que el yoga combinado con el mindfulness es positivo en varios aspectos, sobre todo en los momentos en los que la enfermedad ha progresado bastante y la ejecución de ciertas actividades resulta más compleja.

Control del bienestar emocional

Esta nueva investigación aparece publicada en la revista JAMA Neurology, y en ella se compara el yoga y el mindfulness frente a la fisioterapia de resistencia y estiramiento. Lo que se pretendía era ver el efecto de ambas actividades frente al estrés, el bienestar emocional, el estado de salud y la calidad de vida general en pacientes con la enfermedad en estadio leve y moderado.

El estudio se realizó en Hong Kong a un total de 138 pacientes entre 2016 y 2017, con una edad media de 63 años. Todos tenían capacidad para caminar y mantenerse de pie. Se hicieron dos grupos, de modo que a cada uno se le administró una terapia diferente. En el caso del yoga con mindfulness, un total de 71 pacientes recibieron una sesión semanal de 90 minutos a lo largo de ocho semanas. Mientras que el resto optaron por la fisioterapia y se incluyeron 60 minutos a la semana, además de otros 20 minutos de terapia en casa dos veces por semana, con la misma duración total que el yoga.

Clases de yoga para mayores

Mejoras en ambos casos

El resultado final es que los dos grupos mejoraron conjuntamente en lo que se refiere a la afectación motora o la capacidad para levantarse y comenzar a caminar. En general, su calidad de vida mejoró, al igual que aspectos psicológicos como la depresión o la ansiedad. El beneficio se mantuvo incluso después de haber recibido la primera clase.

No obstante, en la comparativa sí se observó que en lo relativo a cuestiones emocionales como la ansiedad, la tristeza o depresión, así como la dificultad percibida o la calidad de vida respecto a su trastorno, el yoga junto al mindfulness tuvieron una influencia superior, desde un punto de vista estadístico y clínico.