Salud

¿Por qué mi temperatura corporal es más alta por la tarde que por la mañana?

N. Abril

Miércoles 28 de octubre de 2020

1 minuto

¿Por qué mi temperatura corporal es más alta por la tarde que por la mañana?
N. Abril

Miércoles 28 de octubre de 2020

1 minuto

Uno de los hábitos que nos ha traído esta pandemia del coronavirus es la toma de la temperatura. Es una medida de control en los centros de trabajo, en los colegios o incluso en algunos establecimientos como gimnasios o restaurantes, por ejemplo.

Puede que con esta nueva práctica hayas observado que tu temperatura varía no sólo de un día a otro, sino también en el mismo día. ¿Es esto normal? La respuesta es sí. Nuestra temperatura puede variar hasta 1ºC según la hora del día que se tome. Normalmente, suele ser más baja en las primeras horas de la mañana y más alta en las últimas horas de la tarde.

¿A qué se debe esto?

Si lo explicásemos desde un punto de vista más técnico diríamos que la temperatura de nuestro cuerpo sigue un ritmo circadiano, es decir, fenómenos biológicos que ocurren rítmicamente alrededor de la misma hora en un periodo aproximado de 24 horas.

Una respuesta más sencilla sería decir que nuestra temperatura se ve afectada por nuestro reloj biológico que controla que por la noche sintamos sueño y por la mañana estemos más despiertos.

Según ese reloj cuando más despiertos y alertas estamos es a última hora de la tarde y en ese momento nuestra temperatura alcanza el máximo del día. Después, cuando comenzamos a sentir sueño y estamos más cansados la temperatura corporal disminuye, alcanzando la temperatura más baja alrededor de las 4 a.m.

Según explican los expertos cuando nos empezamos a quedar dormidos nuestra temperatura corporal disminuye entre 1 y 2 grados porque estamos reservando esa energía, bien para otras funciones, bien para adaptarnos a los cambios en la temperatura ambiente sea cual sea la hora del día.

bigstock Thermometer With Mercury For M 345148699

Rev-erb alfa

Respecto a esto último, existe un estudio de la Universidad americana de Pensilvania que han comprobado, tras una serie de experimentos con ratones, que estos soportan mejor un desafío de altas temperaturas a las cinco de la mañana (que es cuando los ratones están despiertos) que a las cinco de la tarde (cuando los ratones duermen). Los expertos han detectado que esta capacidad de adaptación viene controlada por una proteína llamada Rev-erb alfa que marca la temperatura del cuerpo y su ritmo y que también se encarga de responder a los cambios impredecibles de la temperatura ambiente.

Otros factores

Sin meternos en explicaciones más científicas esto explicaría también porque nuestra temperatura corporal varía dependiendo de factores como:

  • La actividad que estemos realizando: por ejemplo, cuando hacemos ejercicio la temperatura es más alta porque el cuerpo está utilizando más energía para alimentar a los músculos.
  • La edad: Los mecanismos de control del calor de los bebés y niños son menos efectivos y por eso suelen tener un rango de temperatura más amplio. Así, la temperatura normal de un bebé sano puede variar de los 36ºC a los 37,7ºC; la de los niños suele ser de alrededor de 36,3ºC a 37,6%; en adultos, va de los 36,5ºC a los 37,5ºC.
  • Cuando entran en juego otras variables como los niveles hormonales. Por ejemplo, la temperatura cambia a lo largo del ciclo menstrual de una mujer debido a las fluctuaciones hormonales. Puede aumentar después de la ovulación hasta la menstruación de 0,5ºC a 1ºC. También es más elevada durante el embarazo como resultado de un aumento del metabolismo y la producción de hormonas como la progesterona.

En definitiva, hay distintos factores que marcan nuestra temperatura corporal y sería adecuado hablar de que cada individuo tiene la suya propia atendiendo a esas variables, pero lo que sí parece comprobado es que sean cuales sean sus grados de referencia, cambiaran a lo largo del día.

 

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?