Salud

Eustrés: cuando el estrés es positivo

Olga Selma

Domingo 14 de junio de 2020

2 minutos

La energía del estrés positivo nos provee de mayor eficiencia a la hora de resolver problemas

Eustrés: cuando el estrés es positivo

Todos podemos sentir estrés ante los cambios de la vida: malas noticias, frustraciones o conflictos forman parte de la vida de todas las personas. En un sentido general, el estrés es solo una respuesta condicionada a un estresante. Y aunque el estrés suele asociarse a efectos nocivos para el organismo, también puede ser beneficioso para nosotros. Para ello debemos saber diferenciar que tipo de estrés estamos sintiendo y cómo podemos manejarlo.

En el campo de la medicia, el distrés o estrés negativo es un estado de angustia o sufrimiento por el que una persona es incapaz de adaptarse completamente a los factores amenazantes. La persona que sufre de distrés ve comprometida su capacidad física, con síntomas como dolores de cabeza, mareos, calambres, diarrea, náuseas, palpitaciones, temblores, estreñimiento…, además de su capacidad psíquica, con agresividad, inseguridad, falta de concentración, inflexibilidad, depresión, preocupación o impaciencia.

En estos casos, es importante aprender a relajar el cuerpo y la mente con hábitos saludables, como hacer más ejercicio, descansar de forma adecuada, escuchar música, meditar, comer adecuadamente, hablar con una persona de confianza… y, sobre todo, identificar cuáles son los factores que nos mantienen estresados para contrarrestar la angustia.

Sin embargo, el estrés no siempre tiene que ser negativo. Desde una perspectiva psicológica, hay un estrés "bueno" y un estrés "malo".

Beneficiarse del estrés

El eustrés representa aquel estrés que nos permite reaccionar con la mente abierta y creativa y nos estimula a enfrentarnos a los problemas. Como cuando estamos en una carrera, organizamos una boda o volamos a un destino exótico. Es un estrés estimulante y saludable, cuya energía nos proveerá de mayor rapidez y eficiencia a la hora de resolver problemas: nuestros músculos se fortalecen, mejora la función del corazón, aumenta la resistencia, el pensamiento se agudiza… Sentimos que tenemos el control de nuestras emociones y ganamos en seguridad.

Algunos expertos consideran que la liberación de la hormona oxitocina durante la respuesta del eustrés podría empujar a las personas a buscar o brindar ayuda y que aquellos que experimentan eustrés regularmente obtienen una serie de beneficios positivos para la salud. 

el estrés y los problemas para la salud

¿Cómo convertir el distrés en eustrés y disfrutar de sus beneficios?

Una de las teorías sugiere que la experiencia del estrés está condicionada por la percepción individual de control sobre los que nos estresa. En este contexto, el control se puede definir como la capacidad para tomar decisiones. Es decir, tener presente que siempre podemos tomar una decisión al respecto. que depende de nosotros mismos. Esta aceptación construye resiliencia, al tiempo que nos permite confiar en nuestra fuerza para manejar los problemas. 

La forma en que respondemos física y mentalmente a un estresante depende de nuestra actitud y mentalidad, pero también del tipo de estilo de vida que llevamos. Un ajuste en nuestro estilo de vida puede ayudarnos mucho. Si seguimos una dieta sana, hacemos más ejercicio, dormimos mejor y meditamos regularmente podremos cambiar, minimizar e incluso eliminar nuestra fuente de estrés, ya que nuestro organismo estará más preparado para la reflexión y se sentirá menos amenazado por los problemas. Además, un buen sistema de apoyo social y una autoestima equilibrada también son elementos que mantienen bajos los niveles de estrés. Trabajar cada uno de estos aspectos día a día, nos permitirá interpretar los síntomas físicos del estrés, como una llamada a la acción, en lugar de una llamado al temor.

1
Maria Benita Hace 3 meses
Me interesa.conocet mas sobre gerontologia