Salud

Llorar no es de cobardes, es de personas felices

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Viernes 25 de diciembre de 2020

3 minutos

Llorar es beneficioso para nuestra salud ya que reduce el estrés y aporta felicidad

Llorar no es de cobardes, es de personas felices Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Viernes 25 de diciembre de 2020

3 minutos

‘No llores más’. Seguro que, en más de una ocasión, por un motivo u otro has derramado alguna lágrima en tu vida y alguien de los que han estado a tu lado te han dicho esa frase. Pues bien, debes saber que llorar es bueno e incluso nos puede aportar felicidad.

Las lágrimas de un llanto se desprenden en respuesta a una serie de emociones. Llorar es algo natural y más usual de lo que imaginamos. Contienen elementos neuromoduladores (prolactina, hormonas adrenocorticotrópicas y leucina-encefalina) que funcionan como analgésicos naturales. Llorar libera oxitocinas y endorfinas que nos generan sentimientos de felicidad y bienestar. Sus efectos relajantes y su repercusión positiva en nuestro estado de ánimo nos ayudan a conciliar mejor el sueño y dormir más fácilmente.

Cuando lloramos disminuimos nuestros niveles de manganeso, un mineral relacionado con estados de ansiedad, nerviosismo o agresividad. También eliminamos adrenalina y noradrenalina, sustancias que segregamos ante situaciones de estrés o peligro.

Las lágrimas tienen su origen en situaciones de tristeza, angustia o rabia, así como en momentos de alegría. También podemos llorar para llamar la atención de quienes tenemos a nuestro alrededor o por buscar empatía.

Llorar una vez por semana

Según un profesor japonés Hidefumi Yoshida, conocido como ‘maestro de lágrimas’, llorar es más efectivo que reír o dormir para reducir el estrés y por ello invita a todos a llorar una vez por semana.

El llanto reduce el estrés ya que relaja los nervios autónomos al estimular la actividad nerviosa parasimpática, la encargada de mantener o de propiciar relajación y descanso al cuerpo tras un esfuerzo, reduciendo el ritmo cardiaco y disminuyendo la sensación de estrés.

Me apetece ver una película para llorar

Si alguna vez has tenido esa sensación seguro que es porque sin darte cuenta tu cerebro necesitaba liberar hormonas del estrés. Se trata de una buena técnica para aquellos a los que les cueste eso de llorar sin más y necesiten forzarlo.

Cuando lloramos sentimos la sensación de que estamos soltando todo lo que tenemos dentro, emociones reprimidas que nos generan malestar. Ya que, la mejor forma de superar un dolor es vivirlo y llorarlo.

Llorar no es de cobardes, es de personas felices Foto: bigstock

No obstante, aunque llorar puede acabar con nuestro estrés y hacernos más feliz, si ese llanto está acompañado en el tiempo por apatía, problemas de sueño o apetito o desgana, podríamos estar ante un cuadro depresivo y deberíamos acudir a un especialista para pedir ayuda.

Así que llora sin miedo, no te escondas, porque llorar ya no es de cobardes, es de personas felices. Así que llora libremente.

Sobre el autor:

Manuela Martín

Manuela Martín es redactora especializada en temas de salud y ocio.

… saber más sobre el autor