Mayores

Así cambian los pulmones en las personas mayores

Mariola Báez

Foto: Bigstockphoto

Lunes 12 de agosto de 2019

1 minuto

Hábitos saludables, que ayuden a mantener la capacidad pulmonar, contribuyen a su buen estado

¿Qué es la criptococosis? Una infección provocada por un hongo

Al igual que ocurre con el resto del organismo, el sistema respiratorio se ve afectado por el paso del tiempo. Nuestros pulmones hacen posible que se produzca un intercambio necesario para la vida. Al tejido pulmonar, concretamente a los alveolos, llega el oxígeno que inhalamos en cada respiración y de ahí pasa al torrente sanguíneo, para llegar a los distintos órganos. Además, durante este proceso, el tejido pulmonar se encargará de recoger el dióxido de carbono que genera el metabolismo celular, para expulsarlo de nuestro cuerpo en cada exhalación.

Como explican médicos expertos, los cambios a causa del envejecimiento natural afectan tanto a los pulmones como a las vías respiratorias, que posibilitan la llegada del aire inhalado hasta ellos. También hay que tener en cuenta que los huesos que forman la caja torácica se ven modificados con los años, fundamentalmente su grosor, algo que influye en el resultado de la respiración.

Cambio en los pulmones

¿Qué ocurre en los pulmones de un adulto mayor?

Según indican los especialistas, los cambios en el sistema respiratorio de las personas mayores se producen antes que los que pueden experimentar otros órganos y sistemas como, por ejemplo, el sistema cardiovascular. Con el paso del tiempo, los alveolos sufren distintas alteraciones, entre ellas un aumento del tejido fibroso que hace que el intercambio oxigeno-dióxido de carbono presente una mayor dificultad que el que, normalmente, se da en un organismo más joven.

Por otra parte, los tejidos que recubren las vías respiratorias y los “filamentos” de los bronquios, encargados de evitar que lleguen micro partículas de suciedad u organismos infecciosos a nuestros pulmones, pierden también parte de su eficacia.

Las dos principales consecuencias de todos estos cambios son, por un lado, una mayor tendencia a padecer patologías de carácter respiratorio y, por otro, que las alteraciones en el tejido pulmonar hagan que el volumen total de aire que los pulmones son capaces de movilizar y el nivel de oxígeno en sangre disminuyan.

Es difícil saber la evolución exacta del sistema respiratorio de cada persona porque hay factores, principalmente el tabaco, que resultan determinantes a la hora de tener unos pulmones más o menos saludables. El ejercicio moderado y continuado es también fundamental para mantener la capacidad respiratoria en buenos niveles, pese a los problemas que la contaminación ambiental está causando en la salud de las personas mayores y el resto de la población, como señalan distintos estudios, .

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?