Medicina general

Las enfermedades respiratorias con más prevalencia en personas mayores

Mariola Báez

Domingo 15 de marzo de 2020

2 minutos

El ejercicio aeróbico puede mejorar la capacidad pulmonar, por lo que es conveniente practicarlo

Enfermedades respiratorias (Bigstock)

Las infecciones relacionadas con el sistema respiratorio son enfermedades que aparecen con relativa frecuencia en adultos mayores. Se estima que un 25% de consultas médicas están relacionadas con dolencias de este tipo, que suponen la cuarta causa de ingresos hospitalarios.

Se considera, además, que el cambio climático y el aumento de la contaminación y polución en el aire están afectando a la población en general y haciendo que las enfermedades respiratorias vayan en aumento, tal como señalan desde la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (NEUMOMADRID).

¿Cuáles son las principales enfermedades respiratorias?

Existen distintos tipos de afecciones que tienen en común provocar alguna alteración en el sistema respiratorio. Algunas infecciones se centran en las vías altas, afectando a la nariz, la garganta o faringe y también a la laringe. Otras, las más graves, alcanzan a nuestros pulmones inflamando los bronquios y causando daños en los distintos tejidos. Entre las enfermedades con mayor prevalencia en personas mayores hay que destacar:

  • Bronquitis. Es una infección, generalmente vírica, que afecta a las vías respiratorias, la tráquea y los bronquios. Es habitual que aparezca como complicación añadida tras una fuerte gripe o catarro, aunque también puede presentarse de manera repentina sin causa previa. La inflamación que se produce en los bronquios provoca dificultad al respirar y entre los síntomas más evidentes, destaca la tos persistente acompañada de flemas.
  • Neumonía. La neumonía es también una infección provocada por virus, bacterias e incluso hongos, que afecta en este caso a las vías respiratorias inferiores. La personas mayores de 65 años son un grupo de riesgo de poder sufrirla, aunque las vacunas preventivas han logrado disminuir su incidencia. Dolor en el pecho, fiebre, dificultad respiratoria y tos productiva son algunas de sus manifestaciones frecuentes.
  • EPOC. La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) define la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) como aquella que hace difícil vaciar el aire de nuestros pulmones, es decir, es la propia obstrucción de las vías respiratorias lo que hace que cueste respirar. La disnea (sensación de falta de oxígeno) y la tos crónica, que no desparece ni incluso mientras dormimos, son síntomas que hacen sospechar de la presencia de esta enfermedad, ante los que, la visita al médico no debe esperar.

Los expertos recuerdan que los hábitos de vida saludable, en los que el tabaco debe excluirse de manera radical, una buena alimentación y algo de ejercicio aeróbico moderado, el más indicado para mantener e incluso mejorar la capacidad de nuestros pulmones para respirar, son las mejores medidas preventivas para mantener lejos a este conjunto de enfermedades.

0

No hay comentarios ¿Te animas?