Medicina general

Colitis ulcerosa, una enfermedad que puede aparecer entre los 65 y los 75 años

Mariola Báez

Foto: Bigstockphoto

Domingo 11 de agosto de 2019

2 minutos

Se trata de una dolencia crónica, de carácter inflamatorio, que es importante mantener bajo control

Colitis ulcerosa

Afecta por igual a hombres y mujeres y, curiosamente, tiene su mayor índice de prevalencia en dos segmentos de población muy distintos: entre los 25 y los 35 años y entre los 65 y los 75 años. La Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD @saludigestivo) detalla que la colistis ulcerosa afecta al intestino grueso, especialmente en su tramo final (el recto), de ahí que distintos especialistas señalen su posible relación con el riesgo de desarrollar un cáncer de colon.

Síntomas y posibles causas de la enfermedad

El origen de esta inflamación intestinal persistente no está claro, aunque se cree que en su aparición pueden influir factores genéticos asociados a una respuesta autoinmune del organismo, que acaba provocando, por causas desconocidas, importantes lesiones en los tejidos del intestino grueso.

En un principio, puede confundirse fácilmente con cualquier proceso digestivo que implique una fuerte diarrea o colitis, pero la particularidad de esta enfermedad es la presencia de sangre en las heces, un síntoma que puede ser común a otras dolencias del aparato digestivo, pero que si va acompañada de dolor abdominal y, en ocasiones, incontinencia fecal puede indicar un cuadro clínico de colitis ulcerosa.

Colitis ulcerosa

Ante cualquiera de estas señales, la consulta con el especialista del aparato digestivo no puede esperar. Pruebas como una colonoscopia resultan especialmente importantes para confirmar si existe inflamación o lesión en la mucosa intestinal y para establecer el diagnóstico definitivo y el correspondiente tratamiento.

Esta enfermedad puede presentar periodos asintomáticos y otros donde permanece más activa, con especial virulencia, causando molestias severas. Se trata de una dolencia de carácter crónico, pero hay que recordar que con un tratamiento farmacológico adecuado y una dieta específica se puede asegurar un control adecuado que permita una buena calidad de vida.

En cuanto a las recomendaciones nutricionales, cuando la dolencia está “inactiva” no se requieren precauciones especiales. Una dieta variada, equilibrada y rica en fibra, para favorecer el normal tránsito intestinal, es perfecta. Cuando la colitis ulcerosa se manifiesta, es mejor comer en pequeñas cantidades varias veces al día (al menos cinco) y vigilar la ingesta de líquidos en cantidades suficientes, que garanticen una correcta hidratación.

El riesgo de cáncer colon es elevado, por lo que las revisiones anules (colonoscopia) no pueden faltar.

0

No hay comentarios ¿Te animas?