Medicina general

¿Vientre anormalmente hinchado? Cuidado, podría tratarse de ascitis

Mariola Báez

Domingo 1 de septiembre de 2019

3 minutos

Esta enfermedad requiere tratamiento específico y la drástica reducción de la sal en la dieta

¿Vientre anormalmente hinchado? Cuidado, podría tratarse de ascitis
Mariola Báez

Domingo 1 de septiembre de 2019

3 minutos

La ascitis es la acumulación de líquido en el abdomen que puede producirse por causas diversas, aunque en cada 3 de 4 casos esta patología aparece asociada a la cirrosis hepática, según señala la Fundación Española del Aparato Digestivo (@saludigestivo).

Como explican médicos especialistas, esta acumulación se produce en la cavidad peritoneal, entre el propio revestimiento del abdomen y los órganos que forman parte del aparato digestivo. En realidad, más que una enfermedad en sí misma la ascitis podría considerarse un síntoma que indica que algo no va bien en el organismo. Puede afectar a personas de cualquier edad, pero suele prevalecer en mayor medida en personas mayores que presentan deterioro de la función hepática.

Ascitis: causas síntomas y tratamientos

Aunque la cirrosis sea una de las causas principales que pueden desencadenar esta anormal acumulación de líquido, también las enfermedades renales, la presencia de alguna cardiopatía, de una dolencia que afecte al páncreas, o la aparición de una infección o tumor pueden provocarla.

La ascitis, en grado leve, puede pasar desapercibida. Es relativamente frecuente confundirla con un episodio pasajero de gases o con cualquier otra patología digestiva pero, cuando la dolencia se agrava, se pueden llegar a acumular en el abdomen más de 10 litros de líquido, y eso ya se convierte en un síntoma al que hay que prestarle la debida atención.

Además, es habitual que la patología vaya acompañada de otros indicativos como un importante e injustificado aumento de peso, disminución en la produccón y secreción de orina y retención evidente de líquidos, que puede manifestarse con la presencia de edemas (piernas hinchadas).

La consulta médica para averiguar qué está provocando esa anómala acumulación de líquidos es fundamental. Una adecuada exploración y una ecografía abdominal son las pruebas básicas para confirmar que una persona padece ascitis y determinar el nivel de gravedad de la patología.

Acabando con los líquidos

Eliminar ese exceso de líquidos en el abdomen será el primer paso de cualquier tratamiento, que continuará con el diagnóstico certero de la enfermedad que lo está causando. Los fármacos diuréticos son la clave para reducir los síntomas de la patología. En algunas ocasiones y en los casos más graves, cuando el líquido acumulado presenta infección, y la persona enferma sufre dolor abdominal y fiebre, puede ser necesario realizar una punción, para extraer el líquido y analizarlo de manera que se pueda aplicar un tratamiento que también pueda combatirla.