Medicina preventiva

Autoexploración de boca, una sencilla medida de prevención frente al cáncer oral

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Miércoles 28 de agosto de 2019

2 minutos

Revisar frente al espejo cada uno de los elementos de tu boca es básico para la detección precoz

Autoexploración de boca, una sencilla medida de prevención frente al cáncer oral

Se considera cáncer oral a los tumores malignos que pueden aparecer en cualquier lugar de la boca, incluyendo labios, encías, interior de las mejillas, paladar o lengua. La Asociación Dental Americana (@AmerDentalAssn) señala como principales factores de riesgo hábitos nocivos como fumar o beber alcohol en exceso, apuntando que el grupo de población donde existe mayor riesgo es el de las personas mayores de 50 años, afectando más a los hombres que a las mujeres.

La autoexploración, un método eficaz de prevención

El 85% de los casos de cáncer oral se diagnostica tarde. Este es el dato preocupante que recuerda el Consejo de Dentistas de España (@ConsejoDentista) y que, sin duda, justifica la necesidad de revisar nuestra boca cada seis meses. Una mancha, una pequeña llaga, aparentemente sin importancia, o un minúsculo bulto, que no mejoran o desaparecen pasadas unas semanas, merece consultar con el dentista, porque podrían suponer una señal de alarma.

autoexploración cáncer de boca

Hacer una autoexploración bucal es muy fácil. Solo requiere observar con atención cada una de las zonas de nuestra boca, realizando para ello una serie de gestos frente a un espejo. Algo tan simple puede ser vital.

Además de la necesaria higiene bucodental y de las revisiones periódicas, al menos una vez al año si ya has superado los 60, es importante el estudio de la propia boca para detectar cualquier posible anomalía, de la que tú te darás cuenta de manera inmediata.

  • Empieza, frente al espejo, observando atentamente tus labios. La piel de esta zona de la boca es extremadamente fina y sensible y no está de más recordar que también debes protegerla, con un bálsamo apropiado de la acción de los agentes externos (rayos solares especialmente).
  • El segundo paso de la autoexploración consiste en mirar tus labios también por dentro, algo que no hacemos de manera habitual. Dobla el labio superior hacia arriba y el inferior, hacia abajo para comprobar que el tejido interno está intacto.
  • Con la boca abierta y ayudándote del mango de una cuchara, revisa bien el interior de las mejillas. Muévelas en todas las direcciones posibles para llegar, visualmente, a todos los ángulos que hay en tu boca.
  • Presta atención a la zona de los dientes inferiores y también a tus encías especialmente si usas algún tipo de prótesis que puediera estar provocando alguna pequeña lesión.
  • Llega el turno de la lengua. Revisa bien los laterales y comprueba que no hay ninguna anomalía desde la punta hasta la parte más trasera. Toca con la punta el paladar para poder verla también por debajo.
  • Por último, inclinando la cabeza ligeramente hacia atrás, podrás revisar la zona del paladar.

Cada año se diagnostican en España 7.000 nuevos casos de cáncer oral. La detección precoz, mediante la autoexploración bucal puede salvar vidas. Una pequeña herida que no termina de cicatrizar, manchas blancas u oscuras, molestias al tragar, o presencia de pequeños bultos requieren la visita inmediata al dentista.

0

No hay comentarios ¿Te animas?