Medicina preventiva

Causas y remedios contra la talalgia en personas mayores

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Sábado 15 de febrero de 2020

3 minutos

El dolor en el talón es común en edades avanzadas por el desgaste de esta parte del cuerpo

Causas y remedios contra la talalgia en personas mayores

Talalgia es el nombre que se da al dolor en el talón, una lesión que resulta bastante frecuente cuando se hace repetidamente ejercicio físico que repercute en la zona o al envejecer, ya que se reduce la almohadilla de grasa que protege la base del talón.

“Este problema suele ser consecuencia directa de otras lesiones sufridas en el pie, como una fascitis plantar (estiramiento o sobrecarga de la fascia, es decir de la banda de tejido que recorre longitudinalmente la planta del pie) o el desarrollo de un espolón calcáneo (la aparición de una protuberancia en la inserción de un tendón en el hueso del talón). Pero también se puede producir a raíz de una mala pisada o un esfuerzo reiterado de sobrecarga sobre el talón”, explican en Sanitas.

Asimismo, otras afecciones que pueden provocar dolor son la inflamación del tendón de Aquiles o la fractura en el hueso del talón por haber caído y aterrizado con violencia sobre él. Y en el caso de las personas mayores, además del citado desgaste se encuentran otras causas como “diferentes enfermedades que abarcan desde una artritis inflamatoria a gota, alteraciones del colágeno, algunos trastornos nerviosos o patologías tumorales”, añaden en Sanitas.

Causas y remedios contra la talalgia

Definir el problema

Como la talalgia puede estar provocada por diferentes motivos, es muy importante conocer la verdadera causa de cara a decidir cuál ha de ser el tratamiento. Es más, no todas las patologías provocan dolor en el mismo sitio. En este sentido, lo más habitual es realizar una radiografía, una ecografía, utilizar ultrasonido con el objetivo de resaltar la inflamación, un análisis de sangre que determine si se trata o no de una enfermedad reumática o una resonancia magnética que muestre toda la estructura ósea y muscular, así como los tendones, los ligamentos y la cápsula.

Cómo se trata la talalgia

“El problema de la talalgia es que el simple hecho de apoyar el talón y el movimiento del pie al caminar puede agravar la lesión. De ahí que una de las principales pautas de tratamiento sea el reposo. No obstante, será fundamental determinar la causa del dolor. En el caso de que esta sea una fascitis, se puede recurrir al uso de plantillas ortopédicas para compensar el efecto mecánico de esta inflamación”, explican en Sanitas.

Asimismo, en caso de que se tenga un espolón calcáneo lo habitual será realizar infiltraciones con las que se reduzca la parte inflamada. Y al igual que con la fascitis, se utilizarán plantillas especiales que hagan más llevadero plantar el pie en el suelo. Además, resulta conveniente que un fisoterapeuta trate al paciente para que le indique lo que deberá hacer con el objetivo de disminuir el dolor, al tiempo que trabajará la zona para este mismo cometido.

Talalgia y tratamiento en el fisioterapeuta

Recomendaciones

Aparte de estos tratamientos la persona que padece dolores en el talón puede llevar a cabo otras acciones que están dirigidas a aliviar la talalgia.

  • Como hemos apuntado, reposar cuando el dolor aumenta es esencial, ya que de lo contrario la inflamación irá en aumento y la dolencia se hará mayor.
  • Es posible aplicar hielo (o cualquier otro producto de venta en farmacias) que ayude a rebajar la inflamación y, por tanto, el dolor.
  • Utilizar elementos que ayuden como es el caso de las muletas también es una buena opción para que el talón no sufra. Obviamente, su uso solo será necesario mientras el dolor es muy fuerte y cuando el fisioterapeuta lo recomiende.
  • Seguir una alimentación correcta y sana resulta igualmente esencial, ya que cuando más peso gane el paciente, más repercutirá en el talón. De hecho, si consigue adelgazar, probablemente la zona se resienta menos.
Alimentos con propiedades antiinflamatorias
  • Una vez que abandona el reposo, el paciente no debe correr de inmediato ni recorrer zonas de terreno irregular donde el pie pueda sufrir y que el dolor vuelva a aparecer.
  • Optar por un calzado que se ajuste perfectamente al pie y que no sea rígido en la suela será fundamental para evitar que se reproduzca el malestar. Asimismo, el uso de almohadillas o taloneras también ayudarán a lograr una mayor comodidad y menos impacto en cada paso que se da.
  • La ingesta de medicamentos antiinflamatorios puede realizarse siempre y cuando un especialista médico la apruebe. Con ella se eliminarán los dolores pero solo temporalmente, pues no acabarán con la enfermedad.

También ayuda…

Aparte de todo lo expuesto, cuando se sufre una talalgia también se pueden dar masajes relajantes en la planta del pie, pues repercutirán positivamente en el talón. Otra opción es utilizar una pelota de tenis colocándola en la planta y haciéndola rodar mientras el paciente está sentado. De ese modo se estimulará la zona y se relajará el dolor. Finalmente, aparte de ponerse hielo, existe la posibilidad de hacer baños de contraste en los pies empleando un recipiente con agua fría y otro con agua caliente.

0

No hay comentarios ¿Te animas?