Medicina preventiva

La cronicidad de las enfermedades puede llegar a ser una “epidemia”

Teresa Rey

Sábado 6 de abril de 2019

2 minutos

Una mayor esperanza de vida y los continuos avances médicos están influyendo en esta situación

La cronicidad de las enfermedades puede llegar a ser una epidemia (Big stock)

Los avances en medicina y el aumento de la esperanza de vida han propiciado que muchas patologías se transformen en enfermedades crónicas. Este el caso de la diabetes, la insuficiencia cardiaca, la infección por el VIH o algunos tipos de cáncer. Esto es positivo, pero al mismo muchos de estos pacientes no logran alcanzar la mejor calidad de vida posible, según han manifestado los expertos reunidos en la XI edición del Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico.

Pacientes crónicos complejos

Esta ha sido una de las conclusiones finales de este encuentro donde también se ha puesto de manifiesto la evolución que está experimentando el perfil del paciente crónico, pasando de padecer  una sola enfermedad cuando la esperanza de vida era más corta, a situaciones como las actuales, en las que sufren varios trastornos crónicos simultáneamente. Se trata de personas que “tienen descompensaciones frecuentes de sus enfermedades, dependencia, problemas sociales y emocionales. Son los llamados pacientes crónicos complejos”.

Con el objetivo de entender mejor esta situación la doctora Pilar Román Sánchez, médico del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Requena, en Valencia, ha proporcionado unos datos muy aclaratorios: “Solo el 3% de quienes tienen insuficiencia cardiaca tienen solo insuficiencia cardiaca; mientras que el 70% de ellos padecen tres enfermedades más”.

Los especialistas han matizado que para abordar mejor lo que ya está ocurriendo, hay que analizar la posibilidad de que estos pacientes sean valorados en conjunto, no solo desde una perspectiva clínica, sino también social, psicológica y funcional. Consideran que es necesario dar una respuesta más integral, con aspectos sociales y que lleve a usar los recursos de forma precoz.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), Salvador Tranche, ha resaltado que el actual escenario demográfico y la calidad de los hábitos de salud están conduciendo a la sociedad “hacia una epidemia de enfermedades crónicas”. Por ello, considera que el sistema de salud debe gestionarse teniendo en cuenta una realidad que ya está entre nosotros.

Enfermos pre-crónicos

En este entorno se está produciendo además un fenómeno singular. Según los expertos se están empezando a etiquetar a individuos sanos como “pre-crónicos”. Esto se evidencia en el hecho de que muchas personas que no padecen una enfermedad acuden a las consultas solo porque tienen miedo de padecerla. Remedios Martín, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, tiene su teoría al respecto: “La medicina del consumo, las campañas publicitarias del bienestar, la presión de la industria farmacéutica, entre otras, han generado la idea tan conocida del 'más vale prevenir que curar' y condicionan la demanda de pruebas o tratamientos”.

Desde su punto de vista, la población antes que sumarse a la práctica de hábitos de vida saludable, tiene preferencia por incorporarse a programas o intervención de prevención. Sin embargo, muchos de estos programas no están demostrando “producir beneficios superiores a sus efectos adversos”. La doctora ha mostrado su preocupación ante este hecho porque el no tener claros los límites en lo que se define como enfermedad puede conllevar a que una amplia parte de la población se catalogue como enferma y así recibir un tratamiento que no sería necesario, pero que además puede generar más riesgos que beneficios.

0

No hay comentarios ¿Te animas?