Medicina preventiva

Un estudio confirma que los pacientes con Epoc prefieren los dispositivos precargados multidosis

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 19 de enero de 2020

2 minutos

Consideran que estos dispositivos son más fáciles de usar pues las dosis se encuentran ya instaladas

Un estudio confirma que los pacientes con EPOC prefieren los dispositivos precargados multidosis

Los pacientes con Enfermedad Polmunar Obstructiva Crónica (EPOC), prefieren un utilizar dispositivos precargados multidosis. Así se ha determinado en un Análisis de Decisión Multicriterio (ADM) realizado por la compañía farmacéutica GSK (@GSK_ES) y OMAKASE Consulting. El objetivo de esta investigación era saber cuáles eran las verdaderas preferencias de estos pacientes, pues generalmente estos se apoyan en el criterio del médico y en su experiencia a la hora de elegir un inhalador, tal y como matiza la doctora Concepción Cañete, médica adjunta en el Servicio de Neumología del Consorci Sanitari Integral de Barcelona.

Tipos de inhaladores

Por lo tanto, la investigación se planteó para tener también la perspectiva del paciente. Hay que tener en cuenta que en enfermedades como la Epoc o el asma, no solo hay que tener constancia en el tratamiento sino que hay que saber aplicarlo bien. A veces el uso de los inhaladores implica una complejidad que hace que el paciente acabe decantándose por los procesos sencillos.

Por un lado, están los inhaladores tradicionales son aquellos en los que hay que coordinar el momento en que inspiramos por la boca con el de apretar el cartucho, que es dónde se haya el medicamento. Cada vez que inspiramos y apretamos recibimos una dosis. En algunos formatos, no obstante solo es necesario realizar una inspiración y con la fuerza de la misma ya se recibe el fármaco en forma de aerosol.

Después están los inhaladores de polvo seco, que son los que contienen el principio activo en un polvo fino. Aquí no hay que hacer coincidir ningún movimiento, pues primero se coloca la cápsula con el medicamento y a continuación se procede a la inspiración del mismo. Es decir, “no precisan coordinar el momento de la liberación del fármaco con la maniobra inspiratoria”, aclara Cañete.

Dentro de estos hay dos tipos, los monodosis, es decir, cada vez que los vayamos a usar los tenemos que recargar. Una cápsula es una dosis. Y como alternativa, se hallan los multidosis. Aquí todas las dosis se encuentran precargadas, de modo que cada vez que lo usemos solo será necesario pulsar sobre el dispositivo para recibir la dosis.

Cómo usar correctamente un inhalador de dosis medida (Bigsctock)

12 criterios

Estos últimos son los que han indicado los pacientes de Epoc como los preferentes, según el ADM. Para llegar a esta conclusión, el análisis se centró en los 12 criterios más relevantes desde el punto de vista de estos enfermos a la hora de elegir el dispositivo más adecuado para cada persona. Y se agruparon en tres dimensiones: satisfacción del paciente, comodidad y facilidad de uso, y grado de innovación tecnológica. Algunos de ellos fueron la facilidad de manipulación del dispositivo, su duración, comodidad de la boquilla, recordatorio de toma dosis o la forma ergonómica.

Así en base a esta serie de criterios el estudio refleja que quienes padecen Epoc, prefieren los aparatos precargados multidosis. No obstante, los profesionales sanitarios aseguran que en general hay un gran desconocimiento acerca de los distintos tipos de inhaladores.

0

No hay comentarios ¿Te animas?