Medicina preventiva

El infradiagnóstico de desnutrición puede aumentar el tiempo de ingreso hospitalario

Teresa Rey

Lunes 25 de marzo de 2019

3 minutos

La duración de la hospitalización en estos casos puede incrementarse en un 50%

Centros de referencia
Teresa Rey

Lunes 25 de marzo de 2019

3 minutos

La XI edición del Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico ha reunido a varios expertos que han analizado la situación y causas de la desnutrición relacionada con la enfermedad. Una situación que en su opinión es común en todos los niveles de la atención sanitaria, y aunque puede afectar a cualquier edad, los colectivos de más riesgo son las personas mayores o con enfermedades crónicas, pacientes oncológicos y los ingresados en hospitales. La solución a esta realidad implica un abordaje trasversal y en equipo, indican los especialistas.

Por qué se produce

Los motivos de esta desnutrición son multifactoriales y suelen estar relacionados con la patología que se padece. Tal y como explica la doctora Juana Carretero, vicepresidenta segunda de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), las carencias nutricionales se producen por la respuesta inflamatoria que generan las enfermedades agudas o crónicas, que puede dar lugar a diversos problemas como “anorexia, alteración de la digestión o absorción de nutrientes, aumento de requerimientos nutricionales, reducción de la síntesis proteica o el aumento del catabolismo, lo que lleva al deterioro o empeoramiento de la situación nutricional del paciente”.

En este contexto, detectar la desnutrición en el ámbito hospitalario resulta vital para evitar complicaciones de salud. De hecho, los datos muestran que si no se identifica a tiempo puede aumentar un 30% el riesgo de infecciones, agravar la cicatrización, contribuir a la pérdida de masa muscular del paciente o aumentar el riesgo de dependencia tras el ingreso. Y a todo esto hay que unirle que a consecuencia de estas complicaciones la estancia en el hospital puede incrementarse hasta en un 50%.

Por su parte, la médica de familia Carmen Gómez indica que entre los factores que aumentan ese riesgo de desnutrición están “la edad, el grado de dependencia del paciente y la complejidad de sus patologías, por lo que en aquellos cupos en los que se presenta una mayor proporción de estos tres condicionantes, el riesgo de desnutrición será mayor”.

Soluciones

Los médicos son conscientes de que se deben aunar criterios y esfuerzos para controlar esta situación. Es una cuestión de concienciar desde la Administración y las sociedades científicas a todos los profesionales que tratan con estos pacientes para hacer un diagnóstico precoz de la desnutrición. “Hay que recoger su diagnóstico como un problema de salud en Atención Primaria y como un diagnóstico dentro del informe de alta del paciente”, propone Carretero.

Precisamente, la doctora Carmen Gómez ha matizado que los médicos de familia tienen un papel fundamental en la prevención y la promoción de hábitos de vida saludables y por ende en los trastornos nutricionales, pues este problema es habitual en pacientes con multimorbilidad atendidos desde Atención Primaria, especialmente personas mayores y niños.

La vicepresidenta de la SEMI también ha hecho hincapié en las personas con disfagia (dificultad para tragar), a las que se les debe proporcionar un abordaje apropiado, a la par que darles pautas para que se alimenten bien. En este sentido, ha anunciado que la doctora Mayka Jofé está elaborando un recetario específico con la colaboración de diez chefs con Estrellas Michelin.