Medicina preventiva

Recomendaciones de vacunación para personas mayores

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Lunes 22 de julio de 2019

2 minutos

Las vacunas no son solo cosa de niños, los adultos mayores también deben seguir ciertas precauciones

Recomendaciones de vacunación para personas mayores

A excepción de situaciones puntuales, como los viajes a lugares exóticos o el embarazo, la vacunación es una herramienta vinculada principalmente a los niños, quienes recurren a ella para proteger su sistema inmunológico de enfermedades o microorganismos tan problemáticos como la hepatitis B, el tétanos, el neumococo, el virus del papiloma humano o la difteria, entre otros. Sin embargo, las vacunas son igualmente importantes en otros rangos de edad, en especial para aquellas personas que ya han superado la sesentena.

"Las recomendaciones basadas en la edad se establecen en función de los riesgos que presenta un grupo etario ante una determinada infección, así como los riesgos del grupo a padecer complicaciones en su salud y la respuesta que cabe esperarse a una vacunación específica", asegura la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG @seggeriatria) en uno de sus últimos informes.

Así, las personas mayores también necesitan inmunizarse contra un sinfín de enfermedades infecciosas que ponen en riesgo su organismo, cada día más deteriorado por el paso del tiempo y, en consecuencia, más sensible a los agentes externos. Además, muchos mayores no recibieron las vacunas pertinentes durante la infancia o han olvidado a lo largo de los años las dosis periódicas que sirven para mantener la protección. Bajo esta premisa, ¿qué pautas de vacunación se deben cumplir?

Vacuna de la gripe

¿Cuáles son las vacunas recomendadas para mayores?

Tal y como expone la SEGG, existen ciertas vacunas que las personas mayores de 60 años deben recibir para así proteger su salud de posibles infecciones. La fecha y la periocidad de dichas vacunas varía según la Comunidad Autónoma en la que residas, por lo que deberás consultar esta información con tu médico de cabecera, además de la posibilidad de incluir alguna otra vacuna según tu edad o historial clínico.

Eso sí, como hemos dicho anteriomente, algunas vacunas se recomiendan de manera general a toda la población, en especial a los adultos mayores. Hablamos de la influenza estacional, también conocida como gripe; la tosferina, sobre todo a las mujeres y aquellos adultos que no la hayan recibido en la infancia; el tétanos y la difteria, que debes actualizar cada diez años.

En este sentido, existen dos tipos de vacunas que adquieren mayor relevancia para las personas mayores de 60 años: la culebrilla o herpes zóster, y la enfermedad neumocócica. La primera, que se caracteriza por la aparición de erupciones de sarpullido o ampollas en la piel, es una de las últimas vacunas en incluirse en el calendario diseñado para la tercera edad, pues se da con mayor frecuencia y su impacto puede perjudicar notablemente la calidad de vida del paciente.

En cuanto a la enfermedad neumocócica, que es la complicación más común de la gripe, es un problema muy grave para la salud de los adultos mayores, sobre todo en aquellos que ya padecen otras dolencias. Según indican desde los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC @CDCespanol), "se recomiendan dos vacunas antineumocócicas para los adultos de 65 años o más. A los adultos menores de 65 que tengan ciertas afecciones o que fumen cigarrillos se les podría recomendar una de las vacunas o las dos".

1
Antonio Alberto Panuccio Hace 1 mes
Aqui en Argentina nos vacunan todos los años. La Antigripal y la Antineumocócica, en mi caso esta última vacuna resulta importante por mi edad y porque tengo Parkinson, con problemas de deglución que suelen derivar en aspiración a veces con consecuencia grave como una infección pulmonar...