Medicina preventiva

El riesgo de padecer cáncer gástrico se incrementa a partir de los 50 años

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 18 de agosto de 2019

2 minutos

Actualmente cuatro de los siete cánceres más frecuentes están relacionados con el aparato digestivo

El riesgo de padecer cáncer gástrico se incrementa a partir de los 50 años

El aparato digestivo puede presentar patologías muy diversas y dentro de estas la aparición de tumores en algunos de los órganos que lo configuran tiene una incidencia reseñable. Así lo han manifestado desde la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD @saludigestivo), ya que solo hay que revisar los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al respecto. Según este organismo los tumores que provocaron más fallecimientos en todo el mundo en 2018, fueron primero el cáncer de pulmón (18,4%, del total de muertes por cáncer), seguidos del cáncer colorrectal (9,2%), cáncer de estómago (8,2%), cáncer de hígado (8,2%) y cáncer de esófago (3,4%).

Incidencia y origen

El cáncer gástrico o de estómago en España tiene una incidencia anual de cerca de 7.865 casos (4.863 varones y 3.002 mujeres) y una mortalidad de 5.154 pacientes. Las cifras reflejan que es más frecuente en el sexo masculino y el riesgo de desarrollarlo se incrementa a partir de los 50 años.

Este tipo de cáncer se origina por la proliferación de células malignas en la mucosa que cubre este órgano, en primera instancia, pero después a medida que crece estas se van extendiendo por el resto de las capas que lo recubren. En su aparición tienen que ver los hábitos alimentarios, fumar, beber alcohol así como la infección por la bacteria Helicobacter pylori. La edad u otras enfermedades estomacales también influyen en su aparición.

Síntomas

A veces los síntomas son un poco difusos y esto provoca que se retrase el diagnóstico en algunas ocasiones. Las principales manifestaciones son pérdida de peso, dolor en el estómago, cambios de ritmo intestinal, pérdida de apetito, anemia o hemorragia digestiva, lo que da lugar a heces negras o vómitos con sangre.

En ocasiones aparecen náuseas y vómitos, sensación de estar lleno justo después de comer a pesar de hacer una ingesta ligera y el cansancio o ascitis (acumulación de líquido en el abdomen).

Detección y tratamientos

La prueba para detectarlo es una gastroscopia con una toma de biopsia, y se suele complementar con otros estudios.

La doctora Mileidis San Juan Acosta, especialista en Aparato Digestivo y responsable del Comité de Actividades Fundacionales de la FEAD, asegura que la detección precoz es fundamental, pues en estadios iniciales se pueden conseguir buenos resultados. “Si el diagnóstico y el tratamiento del cáncer se realizan antes de que se disemine a otras partes fuera del estómago, la tasa de supervivencia a 5 años es del 67%”.

Los tratamientos estándar para el cáncer de estómago son cirugía, radioterapia, quimioterapia, quimiorradiación o inmunoterapia.

0

No hay comentarios ¿Te animas?