Medicina preventiva

La salud de tu corazón te agradecerá que un perro te haga compañía

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 9 de septiembre de 2019

2 minutos

Sacarlo de paseo a diario es uno de los beneficios que esta mascota tiene a nivel cardiovascular

La salud de tu corazón te agradecerá que un perro te haga compañía

Te vamos a desvelar la fórmula mágica para tener un corazón saludable: una alimentación sana y equilibrada, hacer algo de ejercicio de forma regular, alejarnos del tabaco y seguir una rutina médica donde se incluya un control periódico de nuestro nivel de azúcar en sangre, la presión arterial o el colesterol. Buenos hábitos que nos recuerdan desde la Fundación Española del Corazón (@cuidarcorazon) y a los que podemos sumar uno más: tener perro.

Sí, has leído bien. Según un estudio elaborado por el Centro Internacional de Investigación Clínica FNUSA-CICR (@FNUSA_ICRC), nuestro amigo de cuatro patas nos ayudará a que mejoren nuestros niveles de colesterol, tengamos menos obesidad y una adecuada presión arterial. En definitiva, un remedio de lo más sano (y divertido) para la salud cardiovascular

Así, además de ofrecer una grata compañía, sobre todo cuando hablamos de personas mayores que viven solas, los perros nos "obligan" a salir a la calle varias veces al día, lo que aleja una vida sedentaria y, además, a socializar con otras personas que también tienen mascota o que nos encontramos durante los paseos diarios. Esto y jugar con ellos redunda en ese beneficio mental y evita el aislamiento social.

Además, si ese perro está entrenado para ello, nos puede ser muy útil en situaciones en las que nuestra salud se complica. Algunas de estas mascotas saben cómo actuar cuando a su dueño le da un ataque epiléptico o una bajada de azúcar, y todo gracias a su sentido del olfato.

La salud de tu corazón te agradecerá que un perro te haga compañía

Todo son ventajas

Pero antes de lanzarte a un centro de acogida para adoptar una mascota, es importante que pienses esta decisión con tiempo ya que no es algo que se deba decidir a la ligera. Tener un perro conlleva una serie de obligaciones y un compromiso de por vida, no es una solución práctica para tener menos riesgos de sufrir un infarto. Por tanto, es importante que pienses si tienes un buen estado de salud para cuidarlo, si dispones de tiempo para estar con él o conoces las razas que mejor se ajustan a tus necesidades y características. 

Una vez en casa y con el paso del tiempo, verás lo beneficioso que resulta estar acompañado por estas mascotas. Y es que, además de los aspectos positivos antes mencionados, gracias a tu perro tu sistema inmunitario se verá fortalecido, te servirá de apoyo en el trance de superar un drama personal o familiar, además de alejar las situaciones de estrés o ansiedad de tu vida.

0

No hay comentarios ¿Te animas?