Medicina preventiva

¿Conoces la Terapia Hormonal Sustitutiva para aliviar los síntomas de la menopausia?

Rosa María Torres

Foto: Bigstock

Viernes 14 de junio de 2019

1 minuto

Si logras aliviar estos síntomas, notarás una mejora importante en tu día a día

Terapia hormonal sustitutiva

Quizá nunca hayas oído hablar de la Terapia Hormonal Sustitutiva. Está asociada a la menopausia y sirve para controlar la sequedad vaginal, depresión y sofocos, pero también tiene efectos negativos, por lo que debes valorar con tu médico si es apropiada para ti y emplear la dosis efectiva más baja. Es una forma muy efectiva de paliar los síntomas y seguir disfrutando de la vida con total normalidad, sin que nada te frene.

Teniendo en cuenta que la mayoría de los síntomas de la menopausia están relacionados con un descenso de los niveles en sangre de estrógenos, la terapia hormonal sustitutiva basada en estrógenos o derivados, puede ser recomendada. Es decir, son medicamentos que contienen hormonas femeninas para reemplazar las que el cuerpo ya no produce después de la menopausia.

Esta terapia hormonal, como su propio nombre indica, consiste en la toma de hormonas. La vía puede ser oral, por medio de parches transdérmicos, implantes subcutáneos, pomadas, por vía intranasal o sprays. Por supuesto, el especialista en ginecología te pondrá al corriente de cuál es la que mejor se adapta a ti.

Eso sí, es muy compleja y no es apta para todo tipo de mujeres. Por ejemplo, no deben someterse a tratamiento aquellas que hayan pasado por cáncer de mama, ovario, endometrio, trombosis en piernas o los pulmones, accidentes cardiovasculares o enfermedades hepáticas.

Menopausia

La menopausia y sus síntomas

La menopausia suele comenzar al final de los 40 años y al principio de los 50. Todo el proceso puede durar entre 1 y 3 años. Se considera que tras un año sin menstruación esa etapa se ha cumplido y comienza la posmenopausia. Los síntomas más frecuentes son:

  • Cambios en los periodos menstruales
  • Cambios hormonales
  • Incomodidad en las relaciones sexuales y disminución del deseo sexuales
  • Aumento de las infecciones urinarias
  • Desórdenes en el sueño
  • Cambios drásticos de humor

Estos síntomas son sufridos por el 85% de las mujeres. Algunas no experimentan síntomas. Por suerte, todos se pueden controlar. Lo más importante es tener presente que no es una enfermedad que tengas que llevar en silencio. Es un ciclo de la vida que puede ir acompañado de síntomas molestos, pero controlables.

0

No hay comentarios ¿Te animas?