Medicina preventiva

Tips que pueden ayudarte a combatir la flacidez del vientre

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 15 de mayo de 2019

2 minutos

Una de las causas que hay detrás de la flacidez abdominal es el exceso de grasa o de piel en la zona

Cómo combatir la flacidez del vientre

Como bien es sabido, la flacidez se produce por la pérdida de masa muscular y se traduce en la aparición de excesos de piel colgante y zonas más blandas de lo habitual. Un problema bastante frecuente que suele afectar a aquellas personas que han experimentado una pérdida de peso drástica y súbita, aunque también es consecuencia del envejecimiento natural del cuerpo. Afortunadamente, se trata de un signo que puedes combatir de múltiples formas.

La primera y más eficaz es el ejercicio físico. Los abdominales, las sentadillas, la plancha dinámica, las tijeras o la clásica bicicleta son solo algunos de los movimientos que puedes ejecutar dentro de tu entrenamiento diario para tonificar el abdomen. Sin embargo, existen otros métodos a los que puedes recurrir como complemento del deporte. ¿Cuáles son esas alternativas que luchan contra la flacidez del vientre?

La alimentación

Como ocurre con cualquier otro síntoma o enfermedad que afecta al organismo, la alimentación ejerce un papel fundamental para vencer la flacidez. Y es que una de las causas que hay detrás de ella es una dieta inadecuada, rica en ingredientes que favorecen la deposición de grasas, el aumento del colesterol o la retención de líquidos, impidiendo así que la piel luzca su habitual firmeza.

Por lo tanto, y siempre combinado con ejercicio físico, debes dar prioridad a aquellos alimentos que ayudan a fortalecer los músculos y la quema de grasa, es decir, que sean ricos en proteínas. Un grupo al que pertenecen la avena, el salmón, la soja, los huevos, la quinoa, las lentejas, las semillas de calabaza y algunos frutos secos, como las almendras y los cacahuetes, entre otros. También es importante incluir ingredientes con poder antioxidante para ralentizar el envejecimiento de la piel y, por tanto, la flacidez.

Vientre con flacidez

Tratamientos estéticos y cosméticos

Otro de los recursos más habituales es el uso de cremas o las operaciones estéticas que ayudan a reafirmar la piel. Hablamos de la carboxiterapia, que recurre a inyecciones de gas de dióxido de carbono para simular los efectos del ejercicio físico; la radiofrecuencia, que produce calor sobre la dermis y los tejidos grasos de la zona afectada; o la mesoterapia, que consiste en aplicar sustancias homeopáticas para mejorar la circulación y eliminar la grasa acumulada. Debido a la gran variedad de técnicas que existen, lo mejor es que consultes antes con tu médico sobre cuál es la mejor opción.

Cuidados caseros

Como complemento, puedes añadir algunos remedios caseros a tu rutina y combinarlos con la dieta y el entrenamiento. Por ejemplo, beber un vaso de agua tibia con limon en ayunas puede ayudar a quemar más grasa abdominal. Por otro lado, los exfoliantes a base de café son un remedio estimulante con poder para reafirmar la piel; al igual que el aceite de coco, que ahora se emplea para luchar contra la celulitis y recuperar la tersura de la piel. Y por último, las propiedades reafirmantes del aloe vera también pueden aportar su granito de arena.

0

No hay comentarios ¿Te animas?