Deporte para mayores

Si al hacer ejercicio notas ese pinchazo al que llamamos flato, debes hacer esto

Mariola Báez

Viernes 19 de abril de 2019

2 minutos

Este Dolor Abdominal Transitorio (DAT), pese a ser muy molesto, no es peligroso

flato (Bigstock)

No está claro por qué se produce, pero quien lo sufre es capaz de identificarlo sin ningún tipo de dudas. El flato es un dolor intenso, una punzada que aparece en la zona abdominal, bajo las costillas, en el lado derecho o izquierdo indistintamente.

Está asociado a la práctica de ejercicio intenso, pero no es algo que solo ocurra a los deportistas profesionales. El flato puede surgir en cualquier momento, también en personas que inician una actividad física a la que no están acostumbradas. La buena noticia es que los episodios de flato disminuyen con la edad, por lo que no es algo que, en general, prevalezca en personas mayores.

¿Por qué se produce? 

La posibilidad de sufrir un “ataque” de flato mientras haces ejercicio no es excusa para renunciar a los múltiples beneficios que la actividad física reporta a la salud de las personas mayores, tal como recuerda la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). No se conocen las causas exactas que pueden llegar a provocar ese fuerte dolor abdominal que, si es pasajero y no se trata de otra dolencia, no resulta peligroso.

Hay distintas hipótesis sobre sus causas. Una de las más contrastadas es aquella que relaciona el flato con una alteración en el diafragma, el músculo que separa la cavidad toráxica de la abdominal, que, debido al ejercicio, puede sufrir una falta del suficiente oxígeno para su correcto funcionamiento.

Según un estudio de la Facultad de Ciencias de la Educación y del Deporte de la Universidad de Vigo, el Dolor Abdominal Transitorio (DAT) podría estar relacionado también con la postura corporal en el momento de realizar el ejercicio, o con la excesiva rigidez de la musculatura que se encarga de estabilizar la columna vertebral.

El estudio apunta a que los datos que se conocen sobre el DAT proceden de la observación y de ellos se derivan algunas pautas que podrían ayudar a prevenir su aparición y a aliviar sus síntomas. En este sentido, la ingesta de alimentos sólidos o líquidos antes del ejercicio, parece estar relacionada con una mayor tendencia a la aparición de flato, especialmente si lo que se toma antes del deporte son bebidas con alto contenido en carbohidratos, por lo que, como primera recomendación básica, evitar ingerir alimentos 1 o 2 horas antes de hacer ejercicio puede ser medida preventiva frente al flato.

¿Qué hacer si te da flato mientras haces deporte?

En cuanto a la incidencia de esta anomalía en los distintos deportes, aunque no hay datos definitivos, la observación directa también señala que algunos ejercicios parecen ser más proclives a su la aparición. La natación, la carrera y, curiosamente, la equitación son, por ese orden, las actividades en las que el flato surge con mayor frecuencia.

Si al hacer ejercicio notas que de forma repentina aparece ese dolor abdominal localizado, los expertos señalan que realizar suaves estiramientos en la zona y cambiar el ritmo de la respiración, haciéndola más pausada y profunda, son algunas de las medidas que pueden ayudar a que el “mal rato” pase cuanto antes.

0

No hay comentarios ¿Te animas?