Preguntas

¿Cómo te afecta el humo del tabaco si eres fumador pasivo?

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Miércoles 7 de agosto de 2019

3 minutos

Muchas personas piensan que si no fumas, no sufres los efectos del tabaco, pero están equivocados

¿Cómo te afecta el humo del tabaco si eres fumador pasivo?

El tabaquismo es uno de los hábitos más nocivos para la salud del ser humano. Como bien es sabido, fumar con asiduidad no aumenta únicamente el riesgo de cáncer de pulmón, sino también los cánceres de boca, esófago, cuello uterino, hígado, vejiga, estómago o incluso la leucemia mieloide, entre otros muchos. Además, este acto tan irresponsable daña las vías respiratorias y los pequeños sacos de aire que hay en los pulmones, empeorando así enfermedades relacionadas como el asma, la pulmonía o la bronquitis crónica.

Afortunadamente, con toda la información que circula sobre el tabaco, el número de fumadores ha caído considerablemente en los últimos años. Unos datos que todavía deben experimentar un gran cambio, no solo por la salud de aquellos que ya están bajo el influjo de dicha sustancia, también para los que viven a su alrededor.

Y es que, a pesar de lo que muchos creen, el entorno de un fumador empedernido también puede ver perjudicada su salud de manera alarmante. Tal y como explica la Organización Mundial de la Salud (OMS @WHO) , "en el humo de tabaco hay unos 4000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe que, como mínimo, 250 son nocivos, y más de 50 cancerígenos para el ser humano. El humo de tabaco en espacios cerrados es inhalado por todos; por lo tanto, tanto fumadores como no fumadores quedan expuestos a sus efectos nocivos". Bajo esta premisa, ¿cómo te afecta el humo del tabaco si eres fumador pasivo?

Fumador pasivo

¿Qué riesgos implica ser fumador pasivo?

Un fumador pasivo es aquel que aspira el humo del tabaco de manera involuntaria y, por lo tanto, se encuentra expuesto a él habitualmente. Una condición que resulta más delicada cuando se trata de los niños, más vulnerables al ACHT, término con el que también se conoce a ese aire contaminado por el humo del tabaco.

"Unos 700 millones de niños, o sea, casi la mitad de los niños del mundo, respiran aire contaminado por humo de tabaco. Más de un 40% de los niños tienen al menos un progenitor fumador. En 2004 los niños fueron víctimas del 31% de las 600 000 muertes prematuras atribuibles al humo ajeno", añade la OMS. Asimismo, se cree que dicha sustancia es mucho más perjudicial que la que inhala el propio fumador. 

Así, lejos de la irritación en los ojos a la que se vinculaba en el pasado a los fumadores pasivos, este sector de la población debe hacer frente a un sinfín de dolencias cardiacas, respiratorias u otorrinolaringológicas de suma gravedad:

  • Según alerta la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc @aecc_es), "el tabaquismo pasivo no es sólo un problema de convivencia. El riesgo de padecer cáncer broncopulmonar se incrementa en un 35% en los fumadores pasivos o involuntarios".
  • Además, la exposición continuada al humo también suele estar relacionada con las enfermedades coronarias, especialmente los infartos.
  • En cuanto a la salud de tus pulmones y el sistema respiratorio, los fumadores pasivos pueden experimentar el desarrollo de enfisema y otras enfermedades como neumonía o bronquitis.
  • No obstante, no todos los efectos conllevan semejante peligro. "La irritación nasal, de los ojos y de las vías respiratorias (tos, flemas …) son los efectos más frecuentes asociados con el humo del tabaco en el ambiente", añade la Aecc.
  • Y no solo eso, también el insomnio, el aumento del colesterol malo, las infecciones de oído, la degeneración de la retina o un mayor riesgo de diabetes forman parte de la ecuación.

Teniendo en cuenta esta situación, es importante tomar medidas excepcionales para evitarla, pues "ni la ventilación ni la filtración, ni siquiera ambas combinadas, pueden reducir la exposición al humo de tabaco en espacios interiores a niveles que se consideren aceptables. Los entornos totalmente exentos de humo de tabaco ofrecen la única protección eficaz. Contrariamente a la creencia común, tanto fumadores como no fumadores están de acuerdo en que haya entornos sin humo de tabaco", concluye la OMS.

0

No hay comentarios ¿Te animas?