Preguntas

Cuáles son las características de la demencia mixta y cómo identificarla

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 29 de agosto de 2019

2 minutos

Se produce cuando se dan a la vez demencia vascular y síntomas de la enfermedad de Alzheimer

Cuándo se produce la demencia mixta y cómo identificarla

La demencia mixta se caracteriza por la presencia manifestaciones y signos correspondientes a más de un tipo de estos trastornos. Generalmente, se trata una combinación entre la enfermedad de Alzheimer y al demencia vascular. Según la Asociación de Familiares y Cuidadores de enfermos de Alzheimer y otras Demencias de Tenerife (Afate @AFATENERIFE), la demencia vascular de forma independiente y la mixta constituyen la segunda causa más común de estas patologías en personas mayores después del alzhéimer, en total, entre el 10-20% de casos las demencias.

Dos trastornos en uno

La demencia vascular se produce cuando tras una embolia o hemorragia, es decir, tras un ictus o accidente cerebrovascular, algunas partes del tejido cerebral resultan dañadas, de modo que el paciente pierde algunas capacidades cerebrales. Se considera que es mixta cuando además de presentar esta condición el afectado posee acumulaciones de proteínas propias de la enfermedad de Alzheimer.

Los factores de riesgo de la aparición de este trastorno no están identificados pero en algunos casos se habla de situaciones continuadas de estrés, la inactividad física, trastornos del sueño o el tener el colesterol alto, entre otros.

Demencia mixta

Los síntomas de la demencia mixta varían dependiendo de la parte del cerebro dañada. Aunque en líneas generales podremos apreciar un deterioro progresivo de la memoria manifestándose mediante el olvido de actuaciones recientes, aunque en estos casos esta condición es menos intensa que en el alzhéimer.

Pueden haber desorientación, no saber en qué día de la semana estamos o problemas en la movilidad. En ocasiones se presentan alteraciones del lenguaje, de tal modo que las personas afectadas no son capaces de nombrar objetos y también experimentan un deterioro de la cognición.

Abordaje de la sintomatología

Respecto al tratamiento, al igual que otros trastornos de esta índole no hay una cura, por lo que se han de tomar una serie de medidas dirigidas a paliar los síntomas. Al haber un componente de episodio cerebrovascular, se hace especial hincapié en controlar los aspectos desencadenantes del mismo, como por ejemplo vigilar el colesterol, la tensión arterial y establecer hábitos saludables. Desde la incorporación de variaciones en la dieta hasta la introducción de actividades físicas. En ocasiones, es posible que se recomiende la ingesta de algún fármaco específico para este problema, o si se presenta alguna traba emocional, se pueden prescribir antidepresivos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?