Preguntas

Cuáles son los parabenos que se pueden usar en cosmética

Teresa Rey

Viernes 19 de abril de 2019

2 minutos

Tras diversos análisis, la normativa de la UE recoge los que se pueden emplear y en qué proporciones

Cuáles son los parabenos que se pueden usar en cosmética (Bigstock)

Hace unos años varios estudios alertaron sobre la posibilidad de que los parabenos utilizados en cosmética pudieran provocar cáncer. Finalmente la Unión Europea decidió regular detalladamente estos compuestos autorizando el uso de unos y descartando otros. Así, el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores de la Unión Europea (SCCS, por sus siglas en inglés), desarrolló todo un dossier de seguridad sobre estos elementos.

Por lo tanto, a día de hoy existe una legislación europea por la que se rigen todos los cosméticos que se ponen a la venta y que incorpora esta cuestión garantizando su seguridad, aclaran desde la Asociación Nacional de Perfumería y Estética (Stanpa). No obstante, siempre queda el recurso de los productos naturales que no suelen incluir parabenos, algo que se debe especificar en su etiquetado.

Para qué se usan

Los parabenos se utilizan para que los productos de cosmética mantengan sus propiedades durante más tiempo, y para evitar la proliferación de bacterias y hongos. No todos pueden usarse, y los que sí se emplean deben atenerse a las cantidades establecidas por la legislación vigente.

Si bien ya se demostró que no hay evidencia científica para vincular el uso de los parabenos con la posibilidad de desarrollar cáncer, en otros casos se habla de que su uso puede generar desequilibrios hormonales, es decir, actúan como disruptores endocrinos, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Sobre este punto hay discrepancias, ya que algunos expertos aseguran que estas sustancias son totalmente seguras y no provocan ningún daño para la salud. En algunos casos, sobre todo en personas con trastornos dermatológicos, es posible que se produzca algún tipo de sensibilización o alergia a los mismos.

La legislación

En la actualidad está aprobadas las formas metil-, etil-, propil- y butilparaben, aunque con matices. El methylparaben y el ethylparaben son seguros siempre que se usen en las concentraciones permitidas, un máximo del 0,4% (solos) o el 0,8%, (en el caso de que sean mezclas), indican en la OCU.

Según el SCCS, el butylparaben y el proylparaben pueden utilizarse también pero en cantidades muy bajas, en concreto a 0,14% , solos o mezclados. Estos no están permitidos en productos destinados al cuidado de la zona del pañal o de los glúteos en niños menores de tres años.

Los parabenos que sí están prohibidos porque no se puede demostrar con seguridad hasta qué puntos son perjudiciales para la salud son isopropylparaben, isobutylparaben, phenylparaben, benzylparaben o pentylparaben.

0

No hay comentarios ¿Te animas?