Preguntas

Cuándo se recomienda una gastroscopia y en qué consiste

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 17 de junio de 2019

2 minutos

Gracias a esta técnica, se pueden detectar problemas relacionados con el ardor o acidez de estómago

Cuándo se indica una gastroscopia y en qué consiste

Dentro de las pruebas de diagnóstico por imagen, la gastroscopia es aquella que se indica cuando es necesario visualizar la parte alta del tubo digestivo, es decir, aquella que engloba el esófago, el estómago y el duodeno. No es una técnica dolorosa, pero sí genera alguna molestia leve que, por lo general, remite en poco tiempo.

El uso del endoscopio

Realmente es un método que crea cierta incomodidad, ya que la exploración se hace introduciendo un tubo delgado y flexible por la boca. Se trata de un endoscopio, en cuyo extremo se encuentra una cámara, que es la que nos va a proporcionar las imágenes deseadas.

Se utiliza cuando hay sospechas de alguna enfermedad relacionada con las partes que explora. Por ejemplo, en el caso de sufrir dolor abdominal continuo, náuseas, dificultad para tragar, problemas de ardor o acidez, pérdidas de peso injustificadas o también hemorragias relacionadas con el tubo digestivo superior.

Del mismo modo, se pueden extraer muestras de mucosa para verificar si una lesión es benigna o maligna y descartar posibles tumores.

Con la gastroscopia y por medio del canal endoscópico, se puede recurrir al uso de herramientas específicas que sirven para tratar lesiones detectadas en el momento de la exploración. Algunas de estas actuaciones consisten en la extirpación de pólipos, extracción de cuerpos extraños o abordar algún foco de hemorragia.

Existen algunas contraindicaciones en su uso, como haber sufrido un infarto agudo de miocardio recientemente o si se tienen otras afecciones cardiacas o respiratorias.

Cómo prepararse

Antes de hacernos este diagnóstico, nos darán unas pautas sobre cómo debemos prepararnos. En líneas generales, es necesario haber mantenido un ayuno previo de ocho horas. Solo se permite beber agua hasta dos horas antes. En cuanto a la medicación, se debe cortar igualmente durante el periodo estipulado de ayuno, pero siempre hay que informar al médico de qué fármacos estamos tomando para que nos indique lo que hacer.

Normalmente se administra sedación, aunque a veces no, depende de cada centro. En el primer caso, debes acudir acompañado de alguien, porque los efectos se prolongan un tiempo. En cuanto a la duración de la gastroscopia, depende de los elementos que haya que tratar durante la exploración. Una vez finalizada, la ingesta de comida y líquidos puede realizarse transcurridos unos minutos. El resultado se obtiene en el momento.

0

No hay comentarios ¿Te animas?